respirar

(redireccionado de respira)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para respirar

resollar

Sinónimos

animarse

Sinónimos

descansar

Sinónimos

Ejemplos ?
La oposición cuenta con un ambiente propicio, en cuanto se respira un clima de absoluta libertad, en que las ideas pueden expresarse sin cortapisas, en que puede manifestarse lo que se piensa, decirse lo se quiera, en que hay libertad para adherirse a distintas tendencias, a distintos partidos.
Me siento mejor, mucho mejor, entre aquellos hombres. Se respira una atmósfera distinta: más sana, más pura. Son hombres de fe, ¡hombres de fe en su pueblo!, y aquel ambiente es mucho más edificante para nosotros que la atmósfera que en nuestra capital han creado o tratan de crear aquellos a quienes Martí llamaba hombres de siete meses, porque no tenían fe en su pueblo.
Alemán, amigos: Alemán.” Tal vez este ruego fue escuchado; o tal vez el ardor destructivos de los manifestantes quedó satisfecho momentáneamente con las cinco o seis ventanas rotas… Pero la multitud de patriotas ya se ha ido lejos y lanza sus gritos vengativos en otras partes. Nuestro anfitrión respira.
Pero de las negras trenzas, noche que envidiaba el día, entre el penacho mezcladas en confusión peregrina, a la discreción del viento que mansamente respira, volaban trenzas y plumas, que unas peina y otras riza.
Cuanto mi ser respira, cuanto mi vista abarca, es recordado por mis íntimos sentidos; los aromas, las luces, los ecos, los ruidos, como en ondas atávicas me traen añoranzas que forman mis ensueños, mis vidas y esperanzas.
Vivimos bajo la zarpa del raposo del Norte, se respira apenas temiendo provocar el enojo de un déspota senil; la autonomía y la libertad son para el pueblo de México dos miserables paradojas, y así se piensa en fiestas conmemorativas de hechos que fueron dignos y gloriosos.
en Vimenet, el souffle es la salamandra; si el animal os ve, da miedo. La labraude es una especie de gran lagarto negro y amarillo que respira una vez cada veinticuatro horas.
Y tú, Don JUAN DE JÁURIGUI, que a tanto El sabio curso de tu pluma aspira, Que sobre las esferas le levanto, Aunque Lucano por tu voz respira, Déjale un rato y, con piadosos ojos, A la necesidad de Apolo mira; Que te están esperando mil despojos De otros mil atrevidos que procuran Fértiles campos ser, siendo rastrojos.
Y un pecho débil, de mujer, respira como suspirando, con un vago consuelo por el indeciso placer de aquella inesperada compañía en la soledad y la tristeza.
uge el mar, se encrespa y se agiganta; la luna, ave de luz, prepara el vuelo y en el momento en que la faz levanta, da un beso al mar, y se remonta al cielo. Y aquel monstruo indomable, que respira tempestades, y sube y baja y crece, al sentir aquel ósculo, suspira...
VII A lo lejos van remando pescadores Confundidos en lo bello del paisaje Y en sus atardeceres primorosos Se refleja el gran lienzo de inspirado pintor, Sitio hermoso donde aun se respira La fragancia innata de la vida Orgullosa sobresale ante su río ¡Oh!
Se encuentra en cada yo desde los comienzos. Era... y es: el que respira logros... el que cultiva esfuerzos... el que domina miedos...