responder

(redireccionado de respondo)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para responder

contestar

Sinónimos

Antónimos

replicar

Sinónimos

garantir

Sinónimos

Sinónimos para responder

Ejemplos ?
Que ni sigo ni conozco, le respondo y certifico.-- Pues no os tope yo otra vez a vista del coche (dijo), o a palos haré mataros.-- Yo me aparto, y a un mendigo, que limosna entre los coches pidiendo andaba en el río, mi capa y sombrero doy, y estos andrajos le pido, con que, si me ves de día, oso engañarte a tí mismo.
Eutifrón: Respecto a mí, Sócrates, no tengo necesidad de valerme de tales argucias; a ti sí que te cuadran perfectamente; porque no soy yo el que inspira a nuestros razonamientos esa instabilidad, que les impide cimentar en firme; tú eres el que representas al verdadero Dédalo. Si fuese yo solo, te respondo que nuestros principios serian firmes.
Por todo lo que llevo dicho hay pocas cosas que me incomoden tanto como el oír el continuo clamoreo de esas gentes quejumbrosas, a quienes todo cuanto se hace, o parece mal, o parece por lo menos poco. Aquí me irrito, y les respondo: –Poco, ¿eh?
No vuelva usted a escribir nada: silencio y aristocracia literaria, y yo le respondo a usted de que llegará a una edad provecta oyendo repetir a los pájaros: «Don Tomás, don Tomás, don Tomás es un sabio»; y entonces ya puede usted con seguridad darle al público comedias, folletos, comentarios; todo será bueno: ¡que es de don Tomás!
Con esta precaución respondo de que encontrará muy pronto a tío Juan de la Llosa y compañeros de robla, al mayorazgo Seturas y convecinos, y a cuantos personajes de su estofa he tenido el honor de presentarle.
¿Por qué no deja de ser bruja, pues sabe tanto, y se vuelve a Dios, pues sabe que está más prompto a perdonar pecados que a permitirlos?' A esto te respondo...
De otro modo, revolucionarias Excelencias, y si aún insiste Castelar en llamarse, a mis verjas, pariente de los que ellas y yo guardamos, y el pueblo, obcecado en que por el camino que aquél le muestra se llega a la gloria de Daoíz y Velarde, no respondo de no desplomarme un día sobre las masas congregadas en rededor de mí y mucho menos de no descalabrar a media docena de ciudadanos libres.
No obstante la magnanimidad de los colombianos, el general La Mar rompe de nuevo la guerra hollando los tratados, y abre por su parte las hostilidades, mientras tanto yo respondo convidándole otra vez con la paz; pero él nos calumnia, nos ultraja con denuestos.
-Es que -prosiguió el niño-, dicen que hay dos secuestradores en el país y por eso mis padres temen que salga. -Yo te respondo de que yendo conmigo no los encontrarás; además llevo un buen palo para defenderte.
-¡Agua!... ¿Dónde hallarla? -¡Agua! - respondo el niño. -¡Tengo sed!... ¡Tengo sed!... Y entreabre sus labios, quemados por la fiebre, y mira a su madre con miradas tan suplicantes, tan llenas de amargura, que la madre se pone pálida y rompe en sollozos.
—¿Y eso?—me ha dicho el médico mirándome—. ¿Quién le ha definido esas cosas? —Las he leído alguna vez—respondo—. Haga el favor de examinarme, le ruego.
Y yo, que me estaba reservando, como es natural, me queo mirándolo con una miajita de zumba, me sonrío y le respondo: -Ahora, yo, y la faena, por usté.