rubor

(redireccionado de rubores)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para rubor

Sinónimos para rubor

colorete

Sinónimos

Ejemplos ?
A los diecinueve años, con asomos de barba y más estatura y más cuerpo que el general, Rodriguito apenas conocía la maldad humana: habíase educado muy sujeto, muy en las faldas de su madre, y sus mejillas aún no habían olvidado los rubores de la niñez.
Convierte con mágico poder una muchacha en paralítica de la luna, o llena de rubores adolescentes a un viejo roto que pide limosna por las tiendas de vino, da con una cabellera olor de puerto nocturno, y en todo momento opera sobre los brazos con expresiones que son madres de la danza de todos los tiempos.
Quiero estar fuera entre los desiertos y degollar a las tentaciones; quiero estar fuera entre los demonios carcajearme de su rubores; quiero estar fuera entre las asfixias y respirar sobre de las pestes; quiero estar fuera entre las traiciones y dar mi espalda a todas las dagas; quiero estar fuera entre las astillas y recogerlas para mi estatua.
Cuando tramaba un asalto tras un árbol se escondía pero tan grueso y tan alto de inmediato se veía. Al momento lo atrapaban los gendarmes cazadores porque siempre sospechaban que eran ciertos los rumores: no conocía de rubores.
Había también alusiones interminables al poder que ejercía Willie Hughes sobre su auditorio -los «contempladores», como Shakespeare los llamaba-; pero quizá la descripción más perfecta de su admirable dominio del arte de la escena esté en ‘‘La queja del amante’’, en que Shakespeare dice de él: La plenitud de la sutil materia recibe en él las formas más extrañas, de rubores ardientes, o de llanto, palidez de desmayo; y toma y deja, acertados los dos, para el engaño, rojo al habla soez, en llanto al duelo, lividez de desmayo a la tragedia.
Se encuentra en hábitats húmedos o mojados con suelos calcáreos, neutros o ligeramente ácidos, como los campos pantanosos, bordes de carreteras, márgenes de los lagos, pantanos, marismas, rubores, acantilados costeros, malladas, y a veces turberas y bosques abiertos.
Se dio en algunos modernistas la adhesión al paganismo: a la fruición estética de la carne y sus placeres sin rubores ni culpa; y también surge el esteticismo el culto a la belleza y el arte, y fe en la palabra bella y hermosa.
La remediación de los brotes de legionela en edificios comerciales varían, pero generalmente incluyen ahogarlos con vapor de agua (160 °F, 70 °C), la esterilización del agua estancada en las cuencas de refrigeración por evaporación, la sustitución de cabezales de ducha, y en algunos casos rubores de sales de metales pesados.
1905 Recreo Salamanca, wals 1906 Bodas reales, marcha militar 1907 ¡Viva la Jota!, pasodoble 1909 La toma del Gurugú, marcha militar 1909 Maricusa, wals 1909 Cazadores de Llerena, pasodoble 1910 De guardia, pasodoble 1913 La regolvedora, jota 1913 ¿Entre puente y puente?, wals-jota 1915 La Marcha de la Alegría (Marcha del Batallón Infantil) 1917 El 2º de Zapadores, marcha militar 1917 Nacional (dedicado al torero bilbilitano Ricardo Anlló Orrio "Nacional I") 1918 Gitanazo, pasodoble 1920 Villena, pasodoble 1921 Escena Anduluza, sinfonía 1922 Rosa de fuego, tango 1922 Vals en sol mayor 1922 Procesión de Semana Santa en Sevilla, marcha procesional 1923 España cañí 1924 Rubores (¡Viva Calatuyud!)...
Los regueros que dejan las mismas también aparecen. La policromía muestra unas pálidas facciones, con las que contrastan fuertemente los rubores en ambos pómulos y manos.