sacrilegio

(redireccionado de sacrilegios)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para sacrilegio

Ejemplos ?
lo que hacen de su oro y plata: ídolos, demonios, sacrilegios, abominaciones y afrentas a quien se le da, debiéndole más que a quien se le pidiere.
Bien claramente se ve que del oro que les da Dios hacen ídolos, y que si le dan es sólo para hacer idolatrías, para hacer sacrilegios, para hacer dioses contra Dios, para burlar y dejar a Moisén, su caudillo.
Así como Aarón no consintió con el engañado pueblo en la construcción del ídolo siendo él engañado, sino que cedió y se dejó llevar forzado; ni es creíble que Salomón con error pensase que tenía obligación de servir a los ídolos, sino que le compelieron a ejecutar semejantes sacrilegios los halagos y caricias de las mujeres, así se debe creer que Adán creyó a su mujer, como cree uno a otro, el hombre a los hombres, el marido a su mujer, para quebrantar la ley de Dios, no engañado y persuadido de que le decía verdad, sino por condescendencia con ella, obedeciéndola por el amor que la tenía.
¿Qué otra cosa nos demuestra el mismo amor y deseo de tantos objetos varios y perjudiciales, y los daños que de ellos dimanan; los cuidados penosos, las turbaciones, tristezas, miedos; los desordenados contentos, las discordias, debates, guerras, asechanzas, enojos, enemistades, engaños, lisonjas, cautelas, robos, traiciones, soberbias, ambiciones, envidias, homicidios, parricidios, crueldades, fierezas, bellaquerías, disoluciones, travesuras, desvergüenzas, deshonestidades, fornicaciones, adulterios, incestos y tantos estupros y torpezas contra el natural decoro de ambos sexos, que aún es acción reprensible el referirlas; sacrilegios...
Alguno escriben que fue vencido y preso este Libero, y otros que fue muerto en una batalla por Perseo, y hasta señalan el lugar donde fue sepultado, y, con todo, en honor de su nombre, como si fuera Dios, han instituido los impuros demonios unas solemnidades religiosas, o, por mejor decir, unos execrables sacrilegios que llaman bacanales.
Entre estos teólogos poetas cítanse a Orfeo, Museo y Lino, quienes adoraron a los dioses, y ellos no fueron adorados por dioses, aunque; no sé como la ciudad de los impíos suele hacer, que presida Orfeo en las solemnidades sagradas, o, por mejor decir, en los sacrilegios que se celebran y dedican al infierno.
Un magistrado en caso de delito puede perder todas sus posesiones. En el Primer periodo intermedio de Egipto se confiscaban bienes de autores de estos sacrilegios.
Antes de reembarcar el 19 de septiembre, las tropas aliadas se dedicaron al pillaje y al saqueo del Puerto de Santa María y de Rota, lo que sería utilizado por la propaganda borbónica -según el felipista Marqués de San Felipe los soldados «cometieron los más enormes sacrilegios, juntando la rabia de enemigos a la de herejes, porque no se libraron de su furor los templos y las sagradas imágenes»- e hizo imposible que Andalucía se sublevara contra Felipe V tal como tenían planeado los austracistas castellanos encabezados por el almirante de Castilla.
Nicolás Maquiavelo mencionó lo ocurrido en una carta fechada el 16 de septiembre de 1512, en la que el autor, basándose en el testimonio de los prófugos, habla de 4.000 personas asesinadas y de violaciones y sacrilegios a mujeres y lugares sagrados.
En junio de 1490 se detuvo en Astorga a un converso llamado Benito García, "de quien se sospechaba que robaba hostias consagradas" y que las llevaba en sus alforjas para ejecutar sacrilegios.
Murió en Colonia al año siguiente, el 3 de septiembre de 1235, repentinamente enfermo tras regresar de una misión a Inglaterra para escoltar a Isabel de Inglaterra, prometida del emperador, o a la vuelta de una Dieta en Maguncia y presa de locura, según Jehan de Outremeuse, cronista de Lieja, quien veía en ello un castigo divino por los sacrilegios que en el pasado había cometido en esta ciudad.
El 16 de junio de 1808, tras la derrota del ejército Imperial francés en el primer sitio de Zaragoza, éste marchó hacia el monasterio de Santa Fe, donde cometieron cuantos robos, sacrilegios y desórdenes cabe en un ejército abandonado a toda especia de maldades, matando al abad, tres monjes y cuatro criados, robando los ornamentos sagrados, matando al ganado, inutilizando los cultivos y quemando el convento.