seísmo


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con seísmo: sismo
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para seísmo

sismo

Sinónimos

Sinónimos para seísmo

sismo

Sinónimos

Ejemplos ?
Aero: Causa daño de elemento aire. Tornado: Causa mucho daño de elemento aire. Seísmo: Causa mucho daño de elemento tierra. Sanctus: Causa mucho daño de elemento sacro.
Le eran atribuidos poderes de predicción, que demostró en el caso de un navío que naufragó, de un seísmo y del asedio de una ciudad (Mesene).
Alhucemas y los alrededores sufrieron un importante terremoto de 7.2 grados en la escala Richter el 24 de febrero de 2004, que causó graves daños materiales y provocó la muerte de al menos 560 personas. La región también sufrió un seísmo en 1994, de similares consecuencias.
Debilitada por las invasiones eslavas de finales del siglo VI que arruinaron la economía agraria de Macedonia, así como probablemente por la gran peste de 547, la ciudad fue casi totalmente destruida por un seísmo hacia 619, del que no se recuperaba: algunas planificaciones testimonian el mantenimiento de una actividad muy reducida en el siglo VI.
Hizo un informe sobre la ley agraria en 1768 Tras el terremoto del 28 de octubre de 1746, que destruyó Lima y fue la causa de la muerte de su familia, fue nombrado por el propio virrey Manso de Velasco administrador de los bienes de los fallecidos, especialmente de las obras pías venidas al suelo por el seísmo; fue acusado de haber tomado dinero para obra impía, como la construcción del Teatro.
En 1971, tiene lugar en Sylmar un seísmo de magnitud 6,6, que destruye por completo el enlace entre la Interestatal 5 y la Antelope Valley Freeway y provoca la muerte de al menos dos personas.
Especialmente funesto fue el seísmo de 1522, que destruyó la ciudad casi completamente y redujo la población a tan solo 700 habitantes que se asentaron en torno a la catedral de nueva construcción.
Entre otros motivos, esta elección se justifica por el hecho de que en dicho terremoto la mayor parte de las casas se vinieron encima unas de otras, circunstancia que Larramendi quiso evitar que se repitiera construyendo calles anchas y espaciosas, especialmente preparadas para garantizar la seguridad en caso de un nuevo seísmo.
El terremoto de Lisboa de 1755 puso en jaque las ambiciones coloniales portuguesas en el siglo XVIII. El seísmo y subsecuente tsunami mató a más de 100 000 personas en Lisboa (entonces una ciudad de 275 000).
El 7 de junio de 1656, hacia mediodía, la población fue víctima de un fuerte terrremoto que derribó la primitiva iglesia parroquial de San Pedro Intramuros, la Casa de la Villa y cuarenta casas más; los lienzos de las murallas y los torreones del castillo que habían sido construidos con suntuosidad en la pendiente del monte, según cuenta el obispo Gavaldá que visitó el Rincón después del seísmo, también fueron destruidos.
Dos semanas después del seísmo, aunque lejos de alcanzar una absoluta normalidad, los damnificados recibían alimentos, eran atendidos y podían dormir en algunas de las 400.000 tiendas instaladas en diversos campos levantados en el país.
La destrucción de los edificios, en su mayoría templos, y el lento crecimiento de la ciudad en esos siglos hizo que gran parte del patrimonio capitalino previo al seísmo desapareciera al resultar seriamente dañadas las iglesias de San Pedro, la Concepción, el Convento de la Merced e incluso monumentos ya desaparecidos, como el Castillo o el Arco de la Estrella.