seguro

(redireccionado de seguras)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo
  • sustantivo

Sinónimos para seguro

firme

de confianza

Sinónimos

  • de confianza
  • de fiar

Sinónimos para seguro

Ejemplos ?
Los abandonados, le ayudaremos a crecer a todo nuestro pueblo, vamos a establecer como meta el orden decente que hace posible el progreso y nuestras vidas seguras al llegar a nuestras esperanzas ...
Finalmente, un grupo de expertos, encabezado por la Premio Nacional de Arquitectura, Antonia Lehman, elaboró una completa propuesta para una Nueva Política de Desarrollo Urbano, que permitirá guiar las políticas públicas para tener ciudades más integradas, seguras y amigables con sus habitantes.
- Recomendación 52: Aplicar políticas y estrategias que adopten enfoques participativos para asegurar el acceso universal a un saneamiento adecuado y promover prácticas higiénicas seguras, como lavarse las manos con jabón.
Insta a los Estados a que adopten medidas concretas que eliminen el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia en el lugar de trabajo contra todos los trabajadores, en particular los migrantes, y aseguren la plena igualdad de todos ante la ley, incluida la legislación laboral, e insta además a los Estados a que eliminen los obstáculos, según proceda, a: la participación en la formación profesional, la negociación colectiva, el empleo, los contratos y las actividades sindicales; el acceso a los tribunales judiciales y administrativos para plantear quejas; el derecho a buscar empleo en diferentes partes del país de residencia, y el trabajo en condiciones seguras y saludables; 30.
Y, sin embargo, pueden también ver que hay otras personas, que son tan humanas como ellos, que llevan unas vidas decorosas y están seguras de vivir todavía mejor en el futuro, cualesquiera que sean los otros problemas que tengan.
Se trata de dos poblaciones indígenas, y no se descuida el más mínimo detalle: el sitio adecuado a la prosperidad de los pueblos, las casas de Vivienda y su diseño, las tierras de labranza, la iglesia para el bien de sus almas, el gobierno acomodado a las costumbres indígenas, su salario, su comida, sus horas de trabajo, la manera de completar el número de los trabajadores, las formas más seguras de evitar abusos, todo, todo está maravillosamente detallado en estas instrucciones dadas al Virrey del Perú, Marqués de Cañete, con fecha 17 de Octubre de 1593.
Por último, les conduje a su alcoba. Les mostré sus pertenencias, seguras, intactas. Llevado por mi entusiasta confianza, coloqué unas sillas en la habitación y les rogué que descansaran allí de sus deberes, mientras yo, con la desbordada audacia de mi triunfo absoluto, colocaba mi propia silla sobre el punto exacto bajo el que yacía el cadáver de la víctima.
-No le pongas tasa -dijo Leonora-: bésela él y sean las veces que quisiere; pero mira que jure la vida de sus padres y por todo aquello que bien quiere, porque con esto estaremos seguras y nos hartaremos de oírle cantar y tañer, que en mi ánima que lo hace delicadamente; y anda, no te detengas más, porque no se nos pase la noche en pláticas.
Mas, para que todas estén seguras de mi buen deseo, determino de jurar como católico y buen varón; y así, juro por la intemerata eficacia, donde más santa y largamente se contiene, y por las entradas y salidas del santo Líbano monte, y por todo aquello que en su prohemio encierra la verdadera historia de Carlomagno, con la muerte del gigante Fierabrás, de no salir ni pasar del juramento hecho y del mandamiento de la más mínima y desechada destas señoras, so pena que si otra cosa hiciere o quisierse hacer, desde ahora para entonces y desde entonces para ahora, lo doy por nulo y no hecho ni valedero.
Yo estoy de vuestro amor satisfecho pero podéis persuadiros que nada quedo a deber y cuanto tenga ha de ser, Gerardo, para serviros. GERARDO. Vuestro valor al deseo da seguras esperanzas. GARCIA .
Fuéronse y juntáronse con las muchas labradoras que a la hora de las avemarías suelen salir de Madrid para volverse a sus aldeas; y entre otras vuelven muchas, con quien siempre se acompañaban las gitanas, y volvían seguras; porque la gitana vieja vivía en continuo temor no le salteasen a su Preciosa.
Ni con el deber de hombre cumple, de conocer la verdad y esparcirla; ni con el deber de buen americano, que sólo ve seguras la gloria y la paz del continente en el desarrollo franco y libre de sus distintas entidades naturales; ni con su deber de hijo de nuestra América, para que por ignorancia, o deslumbramiento, o impaciencia, no caigan los pueblos de casta española, al consejo de la toga remilgada y el interés asustadizo, en la servidumbre inmoral y enervante de una civilización dañada y ajena.