sobras


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para sobras

residuos

Sinónimos

desperdicios

Ejemplos ?
Hasta que fueron a la cocina del palacio, donde estaban guisando pescado en salsa dulce, e inflando bollos de maíz, y pintando letras coloradas en los pasteles de carne: y allí les dijo una cocinerita, de color de aceituna y de ojos de almendra, que ella conocía el pájaro muy bien, porque de noche iba por el camino del bosque a llevar las sobras de la mesa a su madre que vivía junto al mar, y cuando se cansaba al volver, debajo del árbol del ruiseñor descansaba, y era como si le conversasen las estrellas cuando cantaba el ruiseñor, y como si su madre le estuviera dando un beso.
¿No te avergüenzas de reservarte para las sobras de la vida, destinando a la virtud sólo aquel tiempo que para ninguna cosa es de provecho?
Falaz ensoñación, mayora loca, nos envuelve en sus acordes de esperpento y sus manos agoreras en un cazo nos revuelven de ingredientes tan dispersos que refractan el sabor en apariencias de plato pasional, dulce solemne bocado de los dioses; mus relleno de simple migajón, o sobras.
Comieron todos y se saciaron. 6.43. Y recogieron las sobras, doce canastos llenos y también lo de los peces. 6.44. Los que comieron los panes fueron 5.000 hombres.
¿Usted cree que ha habido uno solo en esta casa capaz de ofrecerme un poco de caldo para la nena? No, señor; prefieren tirar las sobras por el caño...
Y Carlota agarró de la mano al chico y entró con él en la casa, hacia la cocina. Debían de quedar en la alacena muchas sobras. Subió la escalera a saltos, estrechando a su niño, suyo, de nadie más.
Al primero le expreso mi gratitud por advertirme que mi obra no maduró hasta hoy, supuesto que ni pongo en cuarentena, y al segundo le digo que sé de sobras que en la timba de la vida me tocaron muy buenas cartas: la verdad es que casi no tuve ni que jugarlas.
Es mi voluntad de hoy, también mi deber, el hablar, por tanto, con palabra mesurada para decir lo que quisiera decir, porque aprendí de Aristóteles que el habla es la representación de la mente y la escritura lo es del habla, y mi mente es hoy sosegada, mi palabra aspira a ser clara y mi discurso, lo que antes fue mi escritura, pretende enseñarse diáfano y sincero; sé de sobras que, tal como pensaba Gracián que decía Fernando el Católico, es la espera fruta de grandes corazones y muy fecunda de aciertos, ya que en los hombres de pequeño corazón ni caben el tiempo ni el secreto.
Los gobiernos liberales practican su pregonada neutralidad poniendo todo el apoyo de sus hombres armados al servicio de la parte más fuerte de los combatientes sociales, la burguesía y haciendo declaraciones contrarias a los trabajadores y pronunciando frecuentes amenazas, con todo lo cual contribuyen poderosamente a mermar la fuerza moral de los huelguistas y a la prolongación de los conflictos, constituyendo este último uno de los medios más disimulados y eficaces para que sean derrotados, pues las autoridades saben de sobras que la miseria económica a que está sometido el proletariado imposibilita el prolongar con éxito las huelgas.
Fuese y quedó a su lado un hombre triste, entre calavera y mala nueva. -¿Quién eres -le dije-, tan aciago que aun para martes sobras?
Y a la hoguera Me hacen lado Los pastores Con amor, Y sin pena Y descuidado De su cena Ceno yo. O en la rica Chimenea, Que recrea Con su olor, Me regalo Codicioso Del banquete Suntüoso Con las sobras De un señor.
7 Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible, y en grande manera fuerte; la cual tenía unos dientes grandes de hierro: devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies: y era muy diferente de todas las bestias que habían sido antes de ella, y tenía diez cuernos.