socorrer

(redireccionado de socorre)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para socorrer

auxiliar

Ejemplos ?
Ha llegado a esta Corte pobre, desnudo, sin tener qué comer y vístose desamparado y ausente de su tierra y natural, se quiere volver a ella, y no tiene con qué si Vuestra Majestad no le socorre; y atento a ser como es Cacique natural de aquellas partes.
El dulce Hipno corrió hacia las naves aqueas para llevar la noticia a Poseidón, que ciñe la tierra, y deteniéndose cerca de él, pronunció estas aladas palabras: —¡Oh Poseidón! Socorre pronto a los dánaos y dales gloria, aunque sea breve, mientras duerme Zeus, a quien he sumido en dulce letargo, después que Hera, engañándole, logró que se acostara para gozar del amor.
Se han reunido a el, los ilustres don Enrique Lasale, un hijo de Benavente, otro de Manzano, el guapo Serrano, Vásquez de Novoa, y se aguardan otros muchos; y a todos se socorre.
Pero Hera, temiendo que el gran río derribara a Aquileo, gritó, y dijo en seguida a Hefesto su hijo amado: —¡Sus, Hefesto, hijo querido!; pues creemos que el Janto voraginoso es tu igual en el combate. Socorre pronto a Aquileo haciendo aparecer inmensa llama.
¡Cuánta espina embotó! ¡Qué de iras calla! ¡Su olvido a cuántos míseros socorre! Para los dos el ministerio suyo fue de ungido de Dios y extremo amigo.
Ella entonces llamaba a Micifuf a voces, que no la oía, porque ausente estaba; Al fin, tirando coces, se le cayó un zapato; mas ni por eso se dolió el ingrato, viendo correr las lágrimas por ella; y él, corriendo con ella, que ni deudo ni amigo la socorre, la puso de su casa en una torre, como tuvo Galván a Moriana.
Y los dispone en puestos oportunos para impedir el paso a la jauría: allá le basta sólo con algunos, acá ni aun con nutrida compañía; ordena usar el botafuego a unos, a otros manejar la artillería. Carlos, de un lado a otro, nunca para: socorre aquí, y allí mejor prepara.
De la Fortuna femenil Tanto poder atribuyen a esta diosa que llaman Fortuna, que la estatua que la dedicaron las matronas y se llamó Fortuna femenil refieren que habló y dijo, no una vez, sino dos, que legítimamente la habían dedicado las matronas, de lo cual, dado que sea verdad, no hay por qué maravillarnos: porque el engañarnos de este modo no es difícil a los malignos espíritus, cuyas cautelas debieran éstos advertir mucho mejor por este ejemplar, viendo que, habló una diosa que socorre por acaso y no por méritos, supuesto que vino a ser la fortuna parlera y la felicidad muda, ¿y con qué objeto, sino para que los hombres no cuidasen de vivir bien, habiendo ganado para sí la Fortuna que los puede hace?
Por la selva Zerbín galopa en vano detrás de aquel soldado que lo ultraja, mas sabe el otro huir tan bien su mano, sabe huyendo tomar tanta ventaja, y tanto lo socorre en aquel llano la niebla que el temprano sol ataja, que a salvo de Zerbín escapó luego hasta que le salió del pecho el fuego.
(porque el gato las églogas sabía) y al amoroso fuego que me enciende mas helada que nieve, Gatalea, que de mi fuego el hielo te defiende de ese pecho cruel, que me desea la muerte (que antes sea la de tu Adonis, Micifuf cobarde, que gozarás, cruel, o nunca o tarde), que no te duelen tantas penas mías, ni el verte tantos días cautiva en esta torre, que ni te viene a ver ni te socorre, qué para aborrecerle te bastaba?
TELL.––Los valientes sólo se acuerdan de ellos en último lugar. Fía en el cielo, y socorre al oprimido. RUODI.––Desde el puerto, fácil es dar consejos.
La Coruña es aquella, y la alta torre ::::::::::::::: del encantado y cuidadoso espejo, ::::::::::::::: que al Brigantino Puerto dá y socorre ::::::::::::::: con tempranos avisos y consejo.....