solemnidad


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para solemnidad

ceremonia

Ejemplos ?
15º.- Que el señor Jefe Político, de acuerdo con el Excelentísimo Ayuntamiento disponga la solemnidad y señale el día en que el pueblo debe hacer la proclamación y juramento expresado de Independencia.
Después de haber logrado avanzar un poco, concluyó la ceremonia. Los creyentes se persignaron y con lenta solemnidad, como descargados de enormes pesos, salieron rebañescamente.
Comuníquese al Poder Ejecutivo de la República para que la mande publicar en el territorio de la nación con la solemnidad posible, y la cumpla y haga cumplir como corresponde.
para que sin perder instante disponga se verifique con la solemnidad posible en los pueblos de ese Departamento, arreglandose en las demas partes á la preinserta acta, dándose aviso á la mayor brevedad del recibo de esta y su cumplimiento, para ponerlo en noticia de S.
Al joven le atrae siempre una biblioteca, pero hay tanta solemnidad en ella; hay que reunir tantos requisitos; esperar a que le den, si lo hay, el libro solicitado; guardar compostura y silencio, aguardar un buen regaño si se equivocó de título y al final, no encontrar lo que quería.
Artículo 3º: Que respecto a haber en esta provincia casi innumerables familias pobres de solemnidad, cargadas de hijos, en particular a la circunferencia del pueblo, las demás de ellas nobles y de buen nacimiento que no saben rezar ni confesarse por el total abandono en que se hallan, a causa de los notorios y muy probables descuidos de los párrocos de carecer hasta el presente de una escuela de primeras letras, por no haber fondos algunos para la construcción de una casa pública y de donde pueden subsistir un maestro capaz y suficiente de instruirlos no sólo en los principios de religión sino también en los derechos de cada uno y de la causa general que defendemos.
Y dijeron que mañana es día del Glorioso Santiago Apóstol, Patrón de esta Ciudad y de España, en cuyo día se saca el Real Estandarte, y por estar encargado de este cuidado y festejo al Capitán Don Joan Álvarez de Avilés, Alcalde Ordinario, debe hacer pleito homenaje y juramento en manos del Señor Corregidor, como se acostumbra; para lo cual, estando todos sentados, el dicho Señor Corregidor le mandó (se) hinque las rodillas para la solemnidad del Juramento y Pleito Homenaje...
El consejo en pleno aparecía sentado en sus poltronas de blandos almohadones, y el anciano Rey llevaba un vestido nuevo; la corona de oro y el cetro habían sido pulimentados, y todo presentaba aspecto de gran solemnidad; sólo la princesa estaba lívida, y se había ataviado con un ropaje negro como ala de cuervo; se habría dicho que asistía a un entierro.
Se encontraba solo, abandonado en aquel extraño sitio que parecía irse cerrando por plantas amenazantes y que en aquel momento, se acercaban a devorarlo. En ese preciso instante, apareció el rey de los renos y hablándole con la solemnidad de un soberano, le dijo: -¡Qué bien!
Provisión.- Y mando al Cabildo, Justicia y Regimiento de la Ciudad de Guayaquil, que luego que os presentéis en él con este Título y Provisión, sin aguardar para ello otro mi mandamiento, segunda ni tercera jución / junción, hecho el juramento con la solemnidad que se acostumbra y dando fianzas legas...
(Y) mando al Cabildo, Justicia, Regimiento de la Ciudad de Santiago de Guayaquil, previniendo deis las fianzas legas, llanas y abonadas a satisfacción de mis Oficiales Reales de ella para la paga del tercio, dentro del termino qua tenéis ofrecido por vuestra petición, que arriba se hace mención, y el consentimiento del dicho mi Fiscal, y recibido de vos el juramento y solemnidad que en tal caso se requiere y debéis hacer y sois obligado...
Al protestar hoy cumplir el mandato del pueblo como Presidente de México, declaro que asumo con solemnidad mi cargo, que abrazo mi responsabilidad con ánimo y con pasión al servicio de la República.