sonante


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para sonante

sonoro

Sinónimos

Ejemplos ?
Desgarró implacablemente los abigarrados lazos feudales que unían al hombre con sus superiores naturales y no dejó en pie más vínculo que el del interés escueto, el del dinero contante y sonante, que no tiene entrañas.
LXV Apenas confundió la sombra fría nuestro horizonte, que el salón brillante nuevo epiciclo al gran rubí del día, y de la noche dio al mayor diamante; por láctea después segunda vía, un orbe desató y otro sonante astros de plata, que en lucientes giros batieron con alterno pie zafiros.
Su corazón ardía por la damisela que había de heredar todo aquello, imaginándose lo fácil que sería transformarlo en dinero contante y sonante, que podría invertirse en inmensas extensiones de tierras vírgenes y palacios de madera en otras soledades.
Pues, de sonante oleaje en el litoral de Día, escudriñando, a Teseo marchar con su veloz armada mira, indómitos furores en su corazón llevando, Ariadna, y no todavía ella, lo que contempla, que contempla cree: 55 como que ella, del falaz sueño entonces sólo despierta, abandonada, a sí misma, triste, se discierne en la sola arena.
De todas maneras el relato continúa y da término a la trama del libro cuarto; Pantagruel llega a la Isla Sonante (es decir, a la Roma papal), llamada así por el ruido ensordecedor de las “campanas grandes, pequeñas y medianas, tocando todas a la vez”.
Como en pecho abrumado de pena una luz de esperanza divina; como el sol en la densa neblina, de los montes rizada melena; el tañido de aquella campana, que tan alto y sonoro domina, y se pierde en la selva lejana, el tumulto en el aire serena. XI ¡Partieron! La sonante nota a la hueste infernal derrota. Uno a otro apresura, excita, estrecha, empuja, precipita.
¡Son los hombres ahora como ciertas damiselas, que se prendan de las virtudes cuando las ven encomiadas por los demás, o sublimadas en sonante prosa o en alados versos, mas luego que se han abrazado a la virtud, que tiene forma de cruz, la echan de sí con espanto, como si fuera mortaja roedora que les comiera las rosas de las mejillas, y el gozo de los besos, y ese collar de mariposas de colores que gustan de ceñirse al cuello las mujeres!
No está en el divorcio el remedio de los males del matrimonio, sino en escoger bien la dama y en no cegar a destiempo en cuanto a las causas reales de la unión. Ni en el pulimento está la bondad del verso, sino en que nazca ya alado y sonante.
Vencida al fin la cumbre, del mar siempre sonante, de la muda campaña árbitro igual e inexpugnable muro, 55 con pie ya más seguro declina al vacilante breve esplendor del mal distinta lumbre, farol de una cabaña que sobre el ferro está en aquel incierto 60 golfo de sombras anunciando el puerto.
sta corona adorno de mi frente, esta sonante lira, y flautas de oro, y máscaras alegres, que algún día me disteis, sacras Musas, de mis manos trémulas recibid, y el canto acabe, que fuera osado intento repetirle.
A DESPEDIDA Magnífico Morvén, se alza tu frente De sempiterna nieve coronada; Al hondo valle bramador torrente De tu cumbre enriscada Se derrumba con ímpetu sonante, Y zumba allá distante.
Bosquecillo frondoso, que a las orillas del sonante río abrigo delicioso me das en los calores del estío. Cuando yo te contemplo, mientras abrasa el aire el mediodía, el misterioso templo te finge del placer mi fantasía.