tenebroso


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para tenebroso

Ejemplos ?
En vano nuestros ojos se afanan por hallarle Del tenebroso velo que le embozó detras, Que cuanto mas los ojos se empeñan en buscarle, Se esconde el firmamento de nuestros ojos mas.
Ahora, mientras dábamos vuelta a la isla, yo envolvía a esta señora con sospechas que nunca le quedaban bien. Pero su cuerpo inmenso, rodeado de una simplicidad desnuda, me tentaba a imaginar sobre él un pasado tenebroso.
matóme la luz con el ala... IX ¡Funesta sombra! ¡Tenebroso espanto!... Amedrentado el corazón palpita... y la legión de Lucifer en tanto, reforzando la trápala y la bulla, a un tiempo brama, gruñe, llora, grita, bufa, relincha, ronca, ladra, aúlla; y asorda estrepitosa los oídos, mezclando carcajadas y alaridos, voz de ira, voz de horror, y voz de duelo.
Allí de la tierra sombría, del tenebroso Tártaro, del ponto estéril y del cielo estrellado están alineados los manantiales y términos hórridos y pútridos de todos, y hasta los dioses los maldicen.
A escape, el mejor dentista de Madrid -por supuesto, norteamericano- se encargó de amueblar espléndidamente el tenebroso antro de la boca de don Zoilo con una doble fila de mondados piñones, iguales, relucientes y parejos.
La luz de insectos fosforescentes, como las cucuyas y luciérnagas van poniendo pudores de rubíes en el seno tenebroso de la selva y pegándose a la cabellera suelta de los árboles.
Cuando la noche oscura con su estrellado manto el claro día en su tiniebla encierra, y suela en la espesura el tenebroso canto de los nocturnos hijos de la tierra, al pie de aquesta sierra con rústicas palabras mi ganadillo cuento y el corazón contento del gobierno de ovejas y de cabras, la temerosa cuenta del cuidadoso rey me representa.
--Son las nueve.... (pensé.) Pero ¿de qué día? Una sombra más obscura que el tenebroso aire de la prisión se inclinó sobre mí. Parecía un hombre...
¡ay de los hombres si esto solamente les queda de su espíritu y esencia!» Y esta idea girando en su mente exaltada, de una a otra inducción le fué llevando en lucha pertinaz consigo mismo al tenebroso abismo de una duda infernal desesperada.
Después Gea la de amplio pecho, sede siempre segura de todos los inmortales que habitan la nevada cumbre del Olimpo. En el fondo de Gea de anchos caminos existió el tenebroso Tártaro.
A los que hicieron este hecho tenebroso y macabro de tantos campos de concentración, como fue la ESMA, tienen un solo nombre: son asesinos repudiados por el pueblo argentino.
(Dedicado a Robert Bloch) Yo he visto abrirse el tenebroso universo Donde giran sin rumbo los negros planetas, Donde giran en su horror ignorado Sin orden, sin brillo y sin nombre.