tenebroso

(redireccionado de tenebrosos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para tenebroso

Ejemplos ?
Ni en el suelo Con ladrillo o con piedra construían Sus fábricas; moraban so la tierra, Escondidos en antros tenebrosos, Cual ágiles hormigas.
Pero lo que más le horrorizaba era cierta especie de diabólica relación psíquica que parecía haberse establecido entre él y aquel horror que se agitaba en la aguja distante, aquella bestia monstruosa de la noche que su temeridad había hecho surgir de los tenebrosos abismos del caos.
De esta suerte se ha ido continuando esta tempestad, tormenta y miseria por más de un mes que, si él día amanecía algo alegre, se tomaba triste, obscuro y tenebrosos con los nublados, cenizas, truenos, relámpagos y globos de fuego que se veían por los aires, y así cada cual podrá imaginar como estarían en esta ciudad los vecinos de ella, con qué aflicción de espíritu y amargura del corazón, esperando por instantes la muerte, y estimando con esta miseria en poco la vida.
Los que nacen tenebrosos; los que son y serán larvas; los estorbos, los peligros, los contagios, los Satanes, los malditos, los que nunca,- nunca en seco, nunca siempre, nunca mismo, nunca nunca,- se podrán regenerar, no se auscultan en sus noches, no se lloran a si propios… se producen imperantes, satisfechos,- como normas, como moldes, como pernos, como pesas controlarias, como básicos puntales, y no sienten el deseo de lo sano y de lo puro ni siquiera un vil momento, ni siquiera un vil instante, de su arcano cerebral.
Prosiguieron, pues, cruzando al azar plazas desiertas, pasadizos sombríos, callejones estrechos y tenebrosos, hasta que, por último, vieron brillar a lo lejos una luz, una luz pequeña y moribunda, en torno a la cual la niebla formaba un cerco de claridad fantástica y dudosa.
He recogido todas mis fuerzas para exponeros mis opiniones sobre el modo de manejar hombres libres, por los principios adoptados entre los pueblos cultos; aunque las lecciones de la experiencia sólo muestran largos periodos de desastres, interrumpidos por relámpagos de ventura. ¿Qué guías podremos seguir a la sombra de tan tenebrosos ejemplos?
Allá en Río de Janeiro se exaltó más la indignación ecuatoriana, ante la contemplación de una nación hecha cadáver, de ecuatorianos convertidos en sepultureros de su Patria, cavando con golpes tenebrosos muy hondamente la fosa para enterrar los restos de una nación destrozada.
Tenía en sus pupilas toda sabiduría, de sus manos brotaban los designios eternos, como un ave en su nido la sagrada Harmonía residía en sus labios. ¡Su mirada vertía luz en los tenebrosos ventisqueros internos!
Y el badulaque, muy satisfecho, se disponía a proseguir disparatando en culto; pero Francisco de Rioja, que estaba inmediato, le dijo: -Ved, señor enviado, que Apolo nuestro amo no os llama aquí para que le declaméis versos tenebrosos.
Una de sus voluptuosidades, por ejemplo, consistía en hacerse buscar con cuidado esos asilos tenebrosos donde la indigencia hambrienta come del modo que puede un pan regado con sus lágrimas y debido a sus trabajos.
Si su editor del siglo XVII llama a Domínguez Camargo nada menos que "refulgente Apolo de las más floridas musas de todo este Nuevo Orbe", Marcelino Menéndez Pelayo, que no fue muy piadoso con el culteranismo, dice de su poema sobre San Ignacio que es "uno de los más tenebrosos abortos del gongorismo, sin ningún rasgo de ingenio que haga tolerables sus aberraciones".
Cantos tenebrosos ( Düstere Lieder ). Leipzig, 1886 Cantos londinenses ( Londoner Lieder ). Leipzig, 1887 Leyenda y fábulas ( Legendäres und Fabelhaftes ).