Ejemplos ?
Y el mundo semeja un reo Que mira desde una reja Cómo en la plaza, su cómplice, Al pie del cadalso llega. Y duda, y vacila, y terne Que se salva y que perezca, Porque una palabra suya O le salva o le condena.
Y de modo tan firme hubieron de encadenar al Certero los encantos de María de los Dolores, que a los tres meses de esta escena aseguraba la última a todos los que la querían oír que en muy breve plazo sería dueño legítimo de su persona Joseíto el Certero, según ella el más terne y más juncal y más valeroso de los hombres de Andalucía.
CENTURIÓN ¡Cuando le ha faltao yesquero al que es gaucho de fogón. BALIENTE ¡Ah terne! Siempre el mesmito, sólo en el pelo ha cambiao, y el cuero más chamuscao, pero en genio, ni un chiquito.
Y el tío Lorenzo, que en medio de todo era terne, me dijo así, unos días antes de la marcha: «Don Fidel, soy más hombre que ese malvado, y se me pone entre las cejas que lo que me cumple hacer es, antes que estar siempre con susto de que me mate, irme yo a él derecho y partirle la cabeza con el azadón...
Miguel Cobo continúa en el grupo de folk cántabro Garma, en la formación de música antigua y del renacimiento Capella Antiqva de Cantabria y con el dúo de música tradicional Terne que Terne.
Algunas autoridades consideran que "tearn" y formas similares son variantes de "stearn", mientras que otros establecen que las palabras derivan de palabras inglesas para equivalentes escandinavos como terne del Danés, tärna del sueco o terna del Noruego, y finalmente del nórdico antiguo þerna.
Muchos de estos buques han sido desguazados, pocas unidades permanecen en el puerto de Haakonsvern:: KNM Hauk (P986): KNM Ørn (P987): KNM Terne (P988)...
CENTURIÓN Ya el olorcito tomó y se viene a media riendo; ¡la pucha! Cargao de prendas ese terne se largó. GIMÉNEZ Qué yunta pa una carreta.
mandare, después de hecho esto, como hombre que ya no temerá lo que podrán hacer envidiosos y ruines, porque no terne más de un cuidado de servir a V.M., no solamente con esto, más con otras muchas cosas que nuestro Señor me ha dado a entender en ventura de V.M., que todo lo quiero para su servicio; y suplico a V.M., que en las mercedes que me señalare haga el mismo respecto a mis hijos y descendientes que a mí; y que sea cosa honrosa, que pues el hecho ha de ser nombrado por todo el mundo, de quien espero en Dios que V.M.
Fincaba el tal su vanidad en ser el hombre más terne que desde los tiempos del Cid produjeran las Españas, y raro era el día en que por si fueron tejas o tejos no anduviese al morro con el prójimo y repartiendo trancazos y mojicones.
déme el aguardiente, y luego me oirá, cuñao. Marcelo ¡Ah, viejo terne!... de balde lo traquea la vejez, se conserva cada vez con más letras que un alcalde.
En mi puesto me encontraba con un terne divertido, pegándole decidido a una jugada de taba; cuando siento se acercaba un soldao de polecía, el que a dos laos se venía, y hasta el cerco se allegó sin tapujos, y me dio un papel que me traía.
Así, por ejemplo, cuando un mozo terne, atenido a su bueno, rompe vidrios y muebles en un café o ventorrillo, todos, hasta el comisario del barrio, dicen: «Qué.
Fita ayuso e por Guadalfajara fata Alcala legen las algaras, e bien acojan todas las ganançias, que por miedo de los moros non dexen nada. E yo con los c aqui fincare en la çaga; terne yo Castejon don abremos grand enpara.
-¿Y la edad? -Un tipo que de una zancada se planta a cuatro pies y medio de donde estaba, anda todavía bastante terne. En el sendero del jardín vi un charco de semejante anchura con dos clases de huellas: las de las botas de charol, que lo habían bordeado, y las de las botas de puntera cuadrada, que habían pasado por encima.