Ejemplos ?
Los rayos que al sol repasan allí sus ardores frustran, pues son luces que la ilustran y no incendios que la abrasan; las lluvias nunca propasan de un rocío que de prisa al terreno fertiliza, y que equivale en su tanto de la aurora al tierno llanto, del alba a la bella risa.
Sobre este punto pido me permitan hacer las reflexiones siguientes: En primer lugar parece que de justicia se debe recurrir a implorar la piedad del sumo pontífice, que, como vicario de Dios en la Tierra, gobierna un pueblo, y como piadoso padre de la república cristiana se moverá con tierno corazón a interponer su suprema autoridad para que no se extermine una que en los más calamitosos tiempos acudió por medio de sus naturales a su amparo con su valor y consejo...
Dos mujeres también de estas mismas regiones, sin tratarse, sin comunicarse sus ideas, herida en lo más vivo su imaginación por tus desgracias, toman tan tierno y doloroso argumento para basar cada una su novela, cuya lectura conmoverá los corazones menos sensibles.
Pero como hasta la cara más perfecta y bonita, si no un lunar, ostenta una pequita, y como todo no ha de ser almíbar y pan tierno, voy, para poner remate á este artículo, á fruncir el entrecejo y levantar la palmeta del pedagogo, que bien merece Mérida un palmetazo, y recio.
Ninguno alguna vez la conocía que no aman y veneran a ella por su temperamento brillante y soleado y su desinterés santa. Feria, puro y alegre como una doncella, amoroso, tierno y feliz como una esposa joven .
¿El que en el culto jardín vio la rosa y celebró la púrpura, del jazmín después no alabó el candor? ¿El que del dulce xilguero70 oyó la sonora voz, dejará de celebrar lo tierno del ruiseñor?
Los ojos del indio la miraban de un modo tan tierno, de un amor tan puro, intenso y abrasador, que casi Lucía cayó desmayada; pero haciendo un supremo esfuerzo, se deshizo blandamente de sus brazos, y no quedándole, más recurso para libertarse del apasionado cacique que seguirle engañando, le dijo, poniendo su blanca y delicada mano entre las tostadas del salvaje: -Sí, sí, Mangora, yo también te amo.
El momento era tierno y conmovedor; el indio, cruzadas las manos sobre su ensangrentado pecho, y lleno de un sentimiento religioso, había contestado a las palabras de Lucía «¿Quieres ser cristiano?» con un Sí tierno, salido de lo íntimo del corazón, y con la fe más viva de su alma.
La fruta del caimito es semejante a las manzanas y suave al gusto; hay los blancos y negros. Pincal.- El Pincal da unas como uvas negras que parecen a las de los palmitos y tienen dentro un huesezuelo tierno.
Que la lectura de las desgracias de mi Lucía, no altere en nada la alegría de tu corazón; de ese corazón tierno, noble y generoso, que yo tan perfectamente conozco.
35 Al poeta tierno, a mi camarada, quisiera, a Cecilio, papiro, digas que a Verona venga, dejando del Nuevo Como las murallas y la laria costa, pues ciertos pensamientos quiero de un amigo que escuche, suyo y mío.
9 No quieras admirarte de por qué razón debajo de ti mujer ninguna Rufo, quiere su tierno muslo poner, no si a ella la titubees con el regalo de un raro vestido o con las delicias de una perlucidilla piedra.