Ejemplos ?
Lo siento. ¡Qué gente tan torpe! i No sé cómo nuestro señor no se apiada de esta chusma tonta y les da un poco más de inteligencia!
El espeso follage Y la fresca estension de su ramage Entoldando la yerba en el estío, Y en el invierno crudo Guardando el valle contra el cierzo frio Penetrante y agudo, A la paz y al reposo convidaban; (174) Y asi á su rica amenidad venian Y en su centro anidaban Mil avecillas que hasta alli llegaban Y contentas en él se guarecian. No habia allí tocado por fortuna Del hombre protector la torpe mano; Y sin lesion alguna Prosperaba en invierno y en verano.
El hombre no sabía qué pensar ni qué hacer. Se sentía torpe ante aquella espontánea solidaridad. Algo enigmático, inconcebible, acontecía.
(35) Y ciego y sin atender A que era su sangre real Citóla ante un tribunal Como á una infame muger. Y para injuria mayor Pública haciendo su audiencia Compró la torpe insolencia De un villano acusador.
Llamado el acusador Por los jueces, en voz alta Demandó á doña Luz, falta De aliento, en este tenor: ---«Yo, noble y page del rey »Invoco aqui por tres veces »Del rey mismo, de sus jueces, »Y de su pueblo, la ley. (38) »Y ante ella, á esta dama acuso »Por muger torpe y liviana »Pues su amor vendió villana...
El padre Meruzzo, siempre minucioso y detallista, consultó su reloj varias veces. Empezó con un marcado aumento del torpe rebullir que se oía en el interior de la torre.
Sigue siendo válida la necesidad de un Plan Mundial de Energía. Pero hubiera sido torpe que por temor a un futuro desconocido no hubiéramos aprovechado la ocasión.
La paz a todo trance comprada en Munich al precio injusto y torpe del primer sacrificio de Checoeslovaquia, preparó fatalmente el camino de las subsiguientes y fáciles conquistas alemanas.
Con la torpe imagen de un intercambio de un reloj por una chamarra, nos llegó su ofrecimiento para incorporarnos a "ser parte de la solución" y a un diálogo directo y secreto.
Y así las de Valentina y Genaro se comprenden, y sólo a sí mismas tienden de sí mismas a gozar: y así, sin auxilio torpe de palabras ni sonidos que toquen a los sentidos, comunícanse a la par.
Y un día fue la torpe circunstancia de quedarnos a solas en la estancia, leyendo juntos, sin estar leyendo, mirarnos en los ojos, sin malicia, y quedarnos después con la delicia del dulce mal con que me estoy muriendo.
Quien fuera a defenderlo ante la grada podría haberlo al corcel atribuido; mas fue después tan torpe con la espada, que no le habría Demóstenes valido; pues teme cada tajo o estocada como si fuese de papel vestido.