trance


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para trance

Ejemplos ?
Córdoba me convida para que sea el Protector de la federación entre Buenos Aires, Chile y Bolivia. Este proyecto es del General Alvear que quiere cumplirlo a todo trance.
Viejo pleito, digo, y con toda deliberación para poder agregar que, no motivos actuales, sino legados del pasado, son los que todavía pueden, en América, llevar a unos pueblos contra otros, hasta el terrible trance de sacrificio y de sangre.
Y el rey que á su favorito Mira en tan estremo trance Lanzó á la arena su cetro: Mas don Favila mas hábil Antes que á tierra llegara Pasóle de parte á parte.
Más que en mí mismo, más que en mi sector bizarro y huraño a toda connivencia con el Poder Ejecutivo, yo pienso aún sin quererlo en los compañeros de la mayoría, porque tampoco a ellos nadie les pidió opinión ni asesoramiento sobre el Convenio que, sin embargo, han de votar - ¡duro trance!
Extremeño, ioh no ser aún ese hombre por el que te mató la vida y te parió la muerte y quedarse tan sólo a verte así, desde este lobo, cómo sigues arando en nuestros pechos! iExtremeño, conoces el secreto en dos voces, popular y táctil, del cereal: jque nada vale tanto una gran raíz en trance de otra!
Es inconcuso que el gran crecimiento general del país ha sido en sus comienzos como en todos los países en condiciones análogas, con características imperfectas; pero como en México nuestro desarrollo se halla en plena madurez, es preciso hallar entre todos los dirigentes de la marcha económica, fórmulas equilibradoras entre la agricultura, la industria y el comercio, para lograr con nuestra expresión el desarrollo de las diversas regiones del país y el beneficio de los distintos núcleos de nuestra población, obteniendo a todo trance mayor producción, mejor productividad y elevación de los niveles de vida de los mexicanos.
El General Calles, como hombre de experiencia, debía haberse evitado este trance a que él sabía podía conducirlo su presencia en el país, manteniendo una actitud de despecho y de constante crítica a la Administración, fomentando con ello la pasión y ambición de sus llamados amigos, que en realidad fueron quienes lo llevaron por este camino, contra una Administración que sólo ha tratado de poner en práctica lo establecido con el Plan Sexenal, en el que el mismo General Calles y otros elementos que han participado en la Revolución, que ahora se manifiestan enemigos del gobierno, tomaron parte en formular su contenido.
La paz a todo trance comprada en Munich al precio injusto y torpe del primer sacrificio de Checoeslovaquia, preparó fatalmente el camino de las subsiguientes y fáciles conquistas alemanas.
Y por supuesto todas las invasiones de los mass media: radio, revistas de espectáculos, mariposos del chisme fotografiado (paparazzi), amarillismo periodístico, videos you tube, filmes, canciones, máquinas electrónicas y sus ritmos trance, house, psycho, hip hop, reggae, tribal, etcétera.
Y estaba el pobre mancebo, velada la faz llorosa en las palmas de las manos, demandando al Dios que adora en aquel amargo trance una idea luminosa, una muerte oscura y rápida o un ángel que le socorra, cuando una mano discreta, con precaución misteriosa, dió en la puerta un golpecito, esperando que a él respondan.
Los conquista- dores acaparaban colosales fortunas, no siempre por medios lícitos, y en el trance del morir, creían quedar en pmz con la conciencia y comprarse un cachito de heredad en la gloría eterna, cediendo la mitad de sus tesoros á los conventos, fun- dando capellanías y haciendo otros devotos legados.
Fray Ambrosio al verme exangüe y demacrado por la fiebre, habíame juzgado en trance de muerte, y le complacía deponer por un momento sus fueros de soldado, para encaminar al otro mundo el alma de un amigo que moría por la Causa.