vejar

(redireccionado de vejada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para vejar

Sinónimos para vejar

Ejemplos ?
Elisa Alicia Lynch esposa de Francisco Solano López y madre reconocida de sus hijos -entre ellos de Juan Francisco Solano López- según las crónicas se salvó de ser vejada (como venía ocurriendo con las paraguayas por parte de los brasileños) o incluso asesinada al exclamar: «No me toquen: soy inglesa».
Años más tarde, en el siglo XIX se funda la Hermandad de los Dolores. En los sucesos de 1931, la imagen del Nazareno fue vejada, e incluso se le quiso cortar la cabeza con un hacha.
Su pueblo acabó por convertirse en una víctima de la lucha por el poder que enfrentaba a la Federación Occidental y Tundra. Anexionada y vejada por ambas naciones, alimentó su resentimiento en las sombras.
Esta se refugió en el pueblo y fue delatada por un colaboracionista. Fue capturada y tras ser interrogada, torturada y vejada, finalmente fue públicamente ahorcada a los 18 años.
Pero es detenida e ingresada en un reformatorio, con el consentimiento de sus padres, bajo la pretensión de que es lo mejor para ella. Allí su juventud y problemas de adaptabilidad al nuevo entorno la llevan a ser vejada y violada por sus propias compañeras.
La pareja queda en libertad sin denuncia. Una vez en casa, Christine se enfurece con Cameron por no haber hecho nada mientras era vejada y humillada.
Se trata del Día de los Mártires, ocurrido el 9 de enero de 1964, y tuvo lugar un incidente donde la bandera panameña fue vejada por los zoneítas y donde grupos de ciudadanos panameños indignados comenzaron a reunirse frente a la valla, en la ciudad de Panamá.
Desde este punto de vista, «olvidados» son todos sus personajes: Ojitos, que es abandonado a su suerte por su padre en la gran ciudad para librarse de una boca que alimentar; Pedro, a quien su madre le niega el afecto y aun el sustento; esta, a su vez, repudiada y vejada por su marido, y luego abandonada; Jaibo, de orfandad total, que ha tenido que sobrevivir en la calle, e incluso el ciego, desasistido de beneficencia, por lo que tiene que mendigar en la calle, desvalido como el hombre-tronco, que se desplaza sobre un carrito con ruedas, y del que los chicos se burlan quitándole su medio de locomoción y tirándolo calle abajo.
El poder e hipocresía de la iglesia se demonizan en la película, alineándolos con la paliza que le da su padre a su joven hija, de espíritu libre, que se ríe ante el cura mientras es señalada y vejada por haber asistido al Hall durante un servicio eclesiástico.
Presionada por su familia política, por el gobierno militar y por los acreedores de su marido, tuvo que entregar la empresa a cambio de nada. Desahuciada de amor y cargada de dolor, fue detenida, torturada y vejada.
Gelmírez y el conde de Traba pactan luego con Urraca y mientras se entrevistan con ella, la población se amotina y en la revuelta popular Urraca fue rodeada, golpeada y en un barrizal fue desnudada, humillada y vejada y hasta se dice que alguien que estaba allí le tiró una piedra que le dio en la cara saltándole varios dientes y muelas.
Lucía Hernando, quien fue vejada y azotada cruelmente en la Plaza de Armas de Huanta por los partidarios de Castilla, al no delatar a los comprometidos en la Revolución, y por negarse a indicar donde habían ocultado las armas y documentos.