vender


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para vender

traspasar

despachar

Antónimos

Sinónimos para vender

entregar

Ejemplos ?
DEL ARRIENDO A LAS CARNICERÍAS POR EL CABILDO CON SU OBLIGADO Y EL PROCESO QUE SE SIGUE PARA PESAR LA CARNE QUE DE ELLO IMPLICA LO VENDER Y MANTENER EL PRIVILEGIO CON LA HIGIENE DE LAS DEPENDENCIAS.
Por cuanto por parte de vos el Doctor (Nicolás) Monardes Médico Vecino de la Ciudad de Sevilla nos fue hecha relación diciendo, que vos habíades compuesto un libro; en que había dos tratados: El uno de todas las cosas que traen de nuestras Indias que (se) aprovechan al uso de la Medicina y de la orden que se ha de tener en tomar la raíz del Mechoacan, y otro que trata de la Piedra Bezaar, y la hierba Escuerçonera y de sus efectos y virtudes, y la orden con que se han de curar los venenos; el cual estaba aprobado y examinado por personas doctas en el arte de la Medicina, suplicándonos atento (a) lo susodicho, y el provecho y utilidad que de él se seguirá, osa mandásemos dar licencia para que le pudiesedes imprimir y vender...
Al fin, después de reír un buen rato, TEZCATLIPOCA apareció maravillosamente en su disfraz de hermoso joven forastero y los guardianes lo llevaron ante la presencia de HUEMAC, quien le preguntó: -¿De dónde eres? -Señor, yo soy forastero y vengo por aquí humildemente a vender chiles verdes.
Bien notorio es a todos, no hablando de tiempos muy atrasados, que desde el año 1690 hasta el 1700, el concedió diferentes privilegios de caballeros y ciudadanos honrados a algunos conventos de Madrid por poderlos beneficiar y vender y mejorar de este modo el estado de sus conventos...
Sobre el hacer Cárcel y Casas de Cabildo acá abajo en la Plaza.- Y, luego, propuso el Procurador General, que por cuantos las Casas del Cabildo y Cárcel están en parte incómoda y estrecha y si lo demás que resta de los solares se ha de fabricar, será muy gran costo y con poco provecho y, que pues, esta Ciudad tiene en la Plaza de Santa Catalina y puerto principal de ella, un solar de que le hizo merced el Señor Virrey, y Don Luis de Velazco, para alhóndiga se trate y confiera sobre ello, si será bien vender estas Casas y solares y fabricar en aquella parte, se trate y confiera, sobre ello.
El escándalo para vender ha caído como una roca descomunal en las transparentes aguas del antiguo espejo íntimo, pues tanto los filotevésofos como los radio amantes, y hoy, hasta el más ignaro y absurdo de los hablantes, pueden tomar el micrófono y a través de los medios convertidos en terrorismo informativo, dar por certero subjetividades avaladas por la empiria común y con frecuencia intrascendente, pero de impacto.
33º Item, mandaron que el Diputado que fuere, tenga cuidado de visitar (a) las panaderas, (panaderías) y el pan que se vendiere en la plaza y tiendas de esta Ciudad y hacerlo pesar todas las veces que le pareciere que conviene y fuere menester, haciendo ejecutar y cumplir lo que sobre ello por los del dicho Cabildo fuere proveído y mandado, de manera que haya buena, (disposición) y razón en el vender del dicho pan.
Cuando nos hayamos ocultado en el inmenso TEOTL, con la ayuda de otro podrás vivir, porque no es tu destino vender yerbas, madera, sartas de chile, tiestos de sal, tierra de tequesquite, rogando a la entrada de las casas, porque tú has tenido el privilegio de ser educada y que nosotros, tus padres y tus abuelos, nos hemos ganado con la meditación y el perfeccionamiento.
34º Item, mandaron que el dicho Diputado que fuere haga y mande que se provea (a) la plaza de leña e hierba a los naturales que lo suelen traer y vender, compeliéndolos a ello para que las personas que le hubieren menester, lo hallen a comprar, dando y pagando por cada carga o libra, tomín e medio tomín, lo que está mandado o de aquí (en) adelante se proveyere y mandare por el dicho Cabildo; porque si esto ansí no se hiciese, sería daño y perjuicio para la República, vecinos y moradores de esta Ciudad y pobres y forasteros que vienen a ella.
Uno de aquellos indios que se habían privilegiado por consentir en ser espías de probables rebeliones, tenía asignado en propiedad un gran terreno donde había levantado su casa y se le había permitido conservar mucho de sus riquezas antiguas, riquezas que para los españoles no importaban: Plumas, jades, espejos, flores. A los invasores sólo les interesaba el oro, la plata y los productos de la tierra que se pudiera vender en Europa a buen precio.
566.- Serán reprimidos con prisión de quince días a tres meses y multa de cuarenta a cien sucres: Los que sin estar en el caso del artículo 428, por no existir peligro de alterar la salud de los consumidores, hubieren falsificado o hecho falsificar bebidas o comestibles; Los que hubieren vendido o hecho vender, pública o privadamente, dichos artículos falsificados; y, Los que por carteles o avisos, impresos o no, o por cualquier otro modo de propaganda, hubieren enseñado o revelado procedimientos para la falsificación de los mencionados artículos.
¿Quieres que te enseñe a cambiar burros muertos por burros vivos? ¿Quieres vender como potros tus caballos viejos? ¿Quieres que le enseñe el francés a una mula?