venturanza


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para venturanza

felicidad

Ejemplos ?
Tal vez con sueños de oro la esperanza Acarició su pura juventud, Y gloria y paz y amor y venturanza Vertió en el mundo tu primera luz.
Y también es verdad que si hay un día que el alma en paz de venturanza goza entre el rudo estertor de la agonía, lucha en vano después y se destroza.
Huérfano y solo en mi desgracia intensa nadie mis quejas de dolor oyendo, esta terrible desventura inmensa en mi mismo dolor, se irá perdiendo, y yo mismo, de mí tendré vergüenza, y de mi propia maldición huyendo, se hará terrible mi agonía intensa, tan solo yo, su convulsión oyendo: Que era su amor la luz de mi sentido, la estrella que alumbraba mi esperanza, el deleite inefable prometido, la primera emoción de venturanza...
Parece que la triste prisionera que ansia mayor de libertad acosa sólo saber tu conversión espera para romper su cárcel enojosa; volando al mundo que en su seno santo toda belleza y venturanza encierra y que reúne para siempre cuanto por breve tiempo separó la tierra.
Mientras contigo la tengas, »ese místico amuleto »de tu fe será en secreto »el irresistible imán: »la enseña de tu fortuna, »el iris de tu esperanza, »de tu cierta venturanza »el seguro talismán.» --- Todo esto fué la palabra de aquella celeste voz que en un instante Genaro en su éxtasis comprendió.
Amanece aquel domingo con sol y cielo de gloria y venturanza; que la Jerusalem celeste tiende, ab æterno, palmas y más palmas al Redentor Divino de hombres y de mundos.
Entre las composiciones musicales de tango creadas por Akiko Kawarai se encuentran: A plena luz (1998) A sola con mi piano (1998) Atardecer azul (2000) Brisa de otoño (2000) Camino azul (2000) Canción crepúsculo (2000) Canta grillo (2000) Con tu amor (1998) Cuentos de colibrí (2000) Danza de viento (2000) En tiempo de tu amor (1998) Espejo perdido (1998) Hasta la amanecer (1998) Viento brillante (1998) La boquilla (1998) Mar lejano (2000) Mar y sueño (1998) Rocío Matinal (2000) Rosa de verano (2000) Sin final (1998) Vida mágica (1998) Viola violeta (2000) Venturanza (2000) Akiko Kawarai entregó su vida al arte y lo entendió como una comunicación con lo divino.
A plena luz (1998) A sola con mi piano (1998) Atardecer azul (2000) Brisa de otoño (2000) Camino azul (2000) Canción crepúsculo (2000) Canta grillo (2000) Con tu amor (1998) Cuentos de colibrí (2000) Danza de viento (2000) En tiempo de tu amor (1998) Espejo perdido (1998) Hasta la amanecer (1998) Viento brillante (1998) La boquilla (1998) Mar lejano (2000) Mar y sueño (1998) Rocío Matinal (2000) Rosa de verano (2000) Sin final (1998) Vida mágica (1998) Viola violeta (2000) Venturanza (2000) Hacia 1970 Akiko Kawarai sintió la necesidad de aplicar sus postulados estéticos en las artes aplicadas, más específicamente en la joyería.
Hoy sólo el llanto a mis dolores queda, sueños de amor de corazón, dormid: ¡Dicha sin fin que a mi existir se niegan gloria y placer y venturanza huid!...
¿A dónde va el mortal cuando la frente triunfadora del vicio, yergue, al bajar a la mundana escoria en pos de amor, y venturanza y gloria?
Si por doquier a la infeliz criatura su propia y triste condición limita, ¿por qué esta sed que nos devora interna de amor, de vida y venturanza eterna?
¡Hay del que pierde en cada día un mundo, y en cada paso que a la tumba avanza, ve sepultarse, en su ámbito profundo, quejas, suspiros, dicha y venturanza!