venturoso

(redireccionado de venturosos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para venturoso

Ejemplos ?
Estos objetos inopinadamente salidos del fondo de la tierra para recordarnos aquellos grandes y venturosos siglos son la vergüenza y la humillación de nuestra moderna historia.
Bueno es decir alguna vez a los venturosos de este mundo, aunque sólo sea para humillar un instante su orgullo necio, que hay venturas superiores a la suya, más vastas y más refinadas.
Allí memorias de tempranos días tu lira aguardan; cuando, en ocio dulce y nativa inocencia venturosos, sustento fácil dio a sus moradores, primera prole de su fértil seno, Cundinamarca; antes que el corvo arado violase el suelo, ni extranjera nave las apartadas costas visitara.
¿Adónde estáis, que no os veo, prendas que en el alma estimo? ¿Qué oriente goza esos rayos, o qué venturosos indios? Si en los brazos del Aurora está el Sol alegre y rico, decid: siendo vos aurora, ¿cómo no estáis en los míos?
Junto con las demás guarichas, sus mujeres seguían al batallón cuando, en cambio de guarnición, era destacado de una plaza a otra. Los dos hermanos se consideraban ya casi venturosos; yendo de acá para allá, conociendo pueblos distintos y viendo caras nuevas.
¿Y eres tú, infanta de la infame mueca, la que ofrendaba besos voluptuosos e hilaba hechizos en amable rueca? ¿Dónde están ya los días venturosos, mujer vacía como estatua hueca?
No aprenderá la lana a teñirse con mentidos colores; por sí mismo el carnero en los prados mudará su vellón, ya en suave púrpura, ya en amarilla gualda; con solo pastar la hierba, se vestirán de escarlata los corderillos. ¡Corred, siglos venturosos!, dijeron a sus husos las Parcas, acordes con el incontrastable numen de los Hados.
Afloja entonces de repente el frío los miembros de Eneas; gime, y tendiendo a los astros ambas palmas, prorrumpe en estos clamores: "¡Oh, tres y cuatro veces venturosos, 95 aquellos a quienes cupo en suerte morir a la vista de sus padres bajo las altas murallas de Troya!
ientras que con la espada en mar y tierra Los ilustres varones Engrandecen su fama por la guerra, Sojuzgando naciones, Tú, Conde, con la pluma y el arado, Ya enriqueces la patria, ya la instruyes, Y haciendo venturosos has ganado El bien que buscas y el laurel que huyes.
Pensé vivir desesperado en la corte lejos de ella, y así hubiera sido si Manuel no me hubiese escrito que se venía; y si no hubiera tenido la suerte de encontrarte también a ti, mi querido Alberto. -Es decir -preguntó este-, ¿que seguís siendo venturosos?
Estaba, pues, escrito, ¡oh pueblos!, en los libros de los eternos destinos, que fueseis libres y venturosos por la influencia de una Constitución vigorosa y un código de leyes sabias; que tuvieseis un tiempo, como lo han tenido y tendrán todas las naciones, de esplendor y de grandeza; que ocupaseis un lugar ilustre en la historia del mundo, y que se dijese algún día: la República, la potencia de Chile, la majestad del pueblo chileno.
Ahora, en estos días venturosos y tranquilos en que vivimos tan rápidamente, como hemos progresado tanto todos, ha también progresado la vieja, y está ya decrépita a tal punto, que se la puede contar con los muertos.