vide


También se encuentra en: Diccionario.
  • locución

Sinónimos para vide

véase

Sinónimos

  • véase
Ejemplos ?
CENTURIÓN Armao anda y es muy cierto, ya no es aquel gaucho pobre, que por encontrar un cobre desenterraba hasta un muerto. Cuando lo vide venir bien pilchao y rilumbroso 630 me dije, no es lerdo el moso por qué es laucha pa vivir.
LUCIANO Cuando la paz se firmó jui pa mi pago rumbiando, llegué a mi rancho cantando pero el canto se acabó; porque triste vide yo que todo lo que dejé ¡ya nada quedaba en pie sino una triste tapera!
–El mesmo. –Yo también la vide antiyer... ¿Vamos arrimar los bancos más p'ayá?... –Arrimemos... –Pues... el novillo ese dentra puel portillo el bañao.
Y han dejao del lao de ajuera por ser menores de edá algunos que en rialidá son más viejos que tapera; ¡Ah diantre, quien los pudiera desgaritaos agarrar, pa enseñarles a tratar dende el muchacho más tierno hasta el pícaro gobierno que nos quiere embozalar! Vide borrar otros muchos tan letraos como la cencia, baqueanos en la esperencia y pal tintero muy duchos se le ban a cair los puchos cuando sepan lo mejor; pobre país, es un dolor el verte entre tales manos mandando papolitanos que es la canaya más pior.
BALIENTE Pues sepasé usté cuñao que en eso, hay algo de cierto, y yo lo sé, les albierto; cuando pasé al otro lao me vide medio enriedao entre el porteñaje ajuera, y un día fi a una carrera ande hice su conocencia, me gustó por su albertencia y sus senciyas maneras.
¡Si parecía que las cuatro provincias de Andalucía se habían apiñado allí! Vide despedirse a las dos hermanas reales, que abrazadas lloraban por su cara abajo; tía Manuela, ya ve usted cómo también los reyes lloran.
La pólvora no lo pica ni lo hace acurrucar naides lo ve cabeciar, aunque el pelo le chamusquen en fin por donde lo busquen es amacho melitar. Vide al otro, que aquel día una bala de cañon le ojaló medio faldón peliando en la infantería, cuando la Patria perdía a Basañez el valiente, que siempre tengo presente.
¿A que también allí estaba? JULIÁN Y es verdá, no me acordaba, que en una punta lo vide. No hay miedo que se descuide ese no es gaucho matucho, y nunca le falta un pucho tras de la oreja guardao.
Tamién yo la vide Y, de rabia ciego, Tantié la cintura, Me ajusté el sombrero, Corrí ande pastaba Mi cabayo overo, Lo enfrené volando, Salté en él en pelos, Le apreté los lomos Con muslos de acero Y salió aquel pingo Bebiendo los vientos Como si en sus carnes Se hincasen mis celos...
-Y qué, ¿ha visto usté al pasar a mi Paco? -Vaya, no sólo lo vide, sino que anoche anduvimos juntos y cuasi, cuasi de juelga. ¡Y vaya si se canta tu hombre, camará, cuando se mete en jarina, que se cantó anoche unas carceleras que jicieron un alboroto!
-Pos la señá Tomasa me dijo: «Mía, Juan: cuando el barco esté ya mu lejo, pero que mu lejo de la badía, entonces le dices a Antonio que no sea mucho lo que se apesaumbre por la Olores, que a la Olores la vide yo un día de plática, y de argo más que de plática, con el hijo del amo de su lagar en el Arroyo de las Flores.» -¡Eso es mentira!
En todas estas islas no vide mucha diuersidad de la fechura de la gente, ni en las costumbres, ni en la lengua, saluo que todos se entienden, que es cosa muy sigular, para lo que espero qué determinarán sus altezas para la couersación dellos de nuestra santa fe, a la qual son muy dispuestos.