venir

(redireccionado de vienes)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • locución

Sinónimos para venir

llegar

Sinónimos

inferirse

Sinónimos

venir a menos

Sinónimos

  • deteriorarse
  • empeorarse

venirse abajo

Sinónimos

Sinónimos para venir

Ejemplos ?
y no pongas en un potro tu discurso, buen Montero, por donde entras tú primero puede después entrar otro; y según, Sancho, a mi cita vienes, el parque asaltando, puede estar otro aguardando hora para otra visita.
Tranquilízate tú ahora, María Vicenta, que, como estabas criando, puede arrebatársete la leche a la cabeza, y eso es muy serio. ¿Por qué no te vienes allá así que...
Un esclavo de Agatón me condujo sin demora a la sala donde los comensales se habían sentado ya a la mesa esperando que se les sirviera. Apenas me vio Agatón, exclamó: Bien venido seas, ¡oh Aristodemos!, si vienes a cenar.
¡Si hoy debías estar más contenta! ¡Debías reír! Conque ¿te vienes allá? Sin coser, por supuesto, en unos días... A distraerte...
-¡Yo no soy viejo! -protestó el árbol-. Hay otros que son mucho más viejos que yo. -¿De dónde vienes? ¿Y qué sabes? -preguntaron los ratoncillos.
Si te miré hacerle ojitos a aquel jovencillo enclenque. ¡Desgraciada! Ni porque vienes conmigo. - Se te figuró. No veas lo que no hay.
Corrieron inmediatamente a cogerlo. y después lo interrogaron: “¿Por qué vienes?”, le dijeron al gavilán. “Mi mensaje está en mi vientre, pero primero curad mis ojos después os lo diré”, dijo el gavilán.
Pero se va el día: sigue, no te demores. No largo tiempo demorado te has: ya vienes. Buena a ti Venus 195 te ayude, ya que abiertamente lo que deseas, deseas, y, bueno, no escondes tu amor.
Al punto, yo, tras sus huellas me lanzo; reconozco algunas: otras me desconciertan; no puedo saber de quien son. A punto vienes: como siempre en el pasado, también en lo futuro por tu mano me dejo llevar.
Huyendo del sonido Eres sonido mismo, Espectro de armonía, Humo de grito y canto. Vienes para decirnos En las noches oscuras La palabra infinita Sin aliento y sin labios.
Llegó ligera brisa; y a los pulmones del vagabundo penetró algo asfixiante; oyó que en las madejas de su cabellera bronca gemía una voz extraña. -¿De dónde vienes tú, brisa ligera, que causas ansiedades y tristezas locas?
Recuerda que es muy difícil vivir en la tierra, lugar de espantosos conflictos, mi muchachita, palomita, pequeñita. Sé cuidadosa, porque vienes de gente que se ha educado, desciendes de ella.