-mento


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all

Sinónimos para -mento

-miento

Sinónimos

Ejemplos ?
Los murmullos se acrecentaban en aquella re-volución natural. Y la tierra hacía con su ele-mento, manos desafiantes, garras insólitas que trataban de evitar la fuga de los vegetales.
Los científicos no salían ni de su asombro ni de sus dudas y por tanto, la confusión iba en au-mento debido a la casi inescuchable voz del pe-queñito.
Cuando, en nuestros siglos de barbarie, había apenas dos señores feudales que tuviesen en sus castillos un Nuevo Testa­mento, podía ser disculpable ofrecer fábulas al vulgo, es decir a esos señores feudales, a sus estúpidas mujeres y a los brutos de sus vasallos: se les hacía creer que san Cristóbal había trans­portado al Niño Jesús de una a otra orilla de un río; se les ati­borraba de historias de brujas y posesos; imaginaban sin difi­cultad que san Genol curaba la gota y santa Clara las enfermedades de la vista.
Reunidos en la plaza principal de la aldea gritó enérgicamente que había llegado el mo-mento de la liberación y les incitó a esforzarse para conseguirla.
Son el ali­mento de la piedad de muchas personas...
La razón de esta decisión fue el anuncio que hicieron los latinos y los hérnicos de un repentino levantamiento entre los volscos y los ecuos. Tito Quincio Cincinato, apodado Peno e hijo de Lucio, y Cayo Julio Mento fueron nombrados cónsules -431 a.C.- .
II Que los coronguinos no inventaron la pólvora, y ni siquiera el palillo para los dientes, es artículo de fe en todo el departa- mento; pues hasta como heladeros quedan muy por debajo de los indios de Huancayo.
Desde ese día fray Bruno colgó los hábitos, se plantó al cinto sable y pistolas y, trabuco en mano, se puso á la cabeza de doscientos montoneros, lanzando antes este original docu- mento, que así puede pasar por proclama como por sermón ó pastoral.
Durante un mo­mento sintió una repugnancia instintiva contra la tarea que el destino le obligaba a realizar; pero en seguida se desvanecía aquella impresión.
Quedó un momento caviloso, y luego, manoseando la barba, me dijo: -Sépalo vuecencia : Si tengo amistad con los plateados, es porque espero valerme de ellos...
y Honorable se- ñor coronel don Bernardo Monteaffudo, Ministro de Estado en el departa- mento de Guerra y Marina, fundador de la Orden del Sol; Iltmo.
Casi, casi me acordé en ese instante del borracho á quien dijo el alcalde:— Alce usted la mano para que preste jura- mento.— ¡Córchohs!