Samarra


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para Samarra

Surramanra

Sinónimos

  • Surramanra
Ejemplos ?
Después de Ispahán, prosiguió sus estudios en Iraq, primero en Samarra y luego en Nayaf bajo la dirección de grandes clérigos como Mirza-ye Shirazí, Ajund Jorasaní y Seyyed Mohammad Kazem Yazdí hasta alcanzar el grado de iytihad, tras lo que regresó a Ispahán y se ocupó como profesor de Fiqh y Osul-e din en una madraza—a lo que debe su nombre de Modarrés, «enseñante»—.
Destacan las mezquitas de Damasco, la de la Roca y al-Aqsa de Jerusalén, la de Samarra, la de Ibn Tulun en Egipto, la de Isfahán, la de Tamerlán en Samarcanda, la Mezquita Azul de Estambul, etc.
Un ejemplo de nacimiento de tigres dorados tuvo lugar en el Dream World, en Australia. Samarra, una tigresa anaranjada fue cruzada con un macho blancanieves parcial llamado Mohan, la camada resultante contó de cuatro cachorros, un macho de color normal (Sultan), la primera cría de tigre blanco nacida en Australia (Taj, por demás blancanieves parcial también) y los dos primeros cachorros de tigre dorado nacidos en Australia (un macho llamado Rama y una hembra llamada Sita).
Ello trajo el desarrollo de ciudades, entre las que se encontraban Buqras, Umm Dabaghiyah y Yarim tepe, y, más tardíamente, es-Sawwan y Choga Mami. Las culturas más características de este período son las cultura Hassuna-Samarra entre 5600 y 5000 a.
C., fue encontrado en Samarra, y se trata de un plato de arcilla (barro) con figuras femeninas que forman una cruz gamada y escorpiones (Parrot, 1963) Según sir Alexander Cunningham (citado por sir Monier William) se trata de un monograma generado por la conjunción de las letras su astí en caracteres ashoka (anteriores a la escritura devanagari, que son las que desde hace varios siglos se utilizan en la escritura del sánscrito).
Documentada por primera vez en el siglo IX, con ejemplos de los yacimientos de Samarra, Susa y Siraf, la técnica verde y manganeso se expandió con rapidez.
El jardín islámico fue heredero del jardín persa, del que hay testimonios que lo sitúan con anterioridad incluso al jardín egipcio, y del que han llegado relatos como el de Jenofonte del parque de Sardes construido por Ciro, o del Libro de los reyes de Ferdousí, que describe el parque de 120 hectáreas construido por Cosroes II en Firuzabad, dividido en cuatro zonas separadas por dos ejes perpendiculares, simbolizando los cuatro ríos del Paraíso, elemento que sería recreado con asiduidad por el jardín islámico. Los abásidas construyeron grandes parques con jardines y pabellones de recreo en Bagdad y Samarra, en torno al año 750.
Ahmad Ibn Tulun era un miembro de la guardia turca de Asia central en su mayoría formada inicialmente en Bagdad, y más tarde se instaló en Samarra, desde su creación como la sede del califato de al-Mutasim.
Presenta seis niveles de ocupación, asociados a diferentes etapas históricas, desde la etapa hassuniense, pasando por el periodo de Samarra y hasta el periodo halafiense, y un séptimo con restos arqueológicos pero sin presencia de edificaciones, por lo que se supone que se habitaba en chozas o tiendas.
La primera sección ferroviaria en lo que en ese entonces era la provincia de Mesopotamia del Imperio Otomano, era una sección de 123 kilómetros del Ferrocarril de Bagdad (Baghdad Railway en inglés) entre dicha ciudad y Samarra, que fue inaugurado en 1914.
El trabajo había comenzado en dirección al norte desde Bagdad con el objetivo de conectar dicha sección con la que se construía a través de Turquía y Siria hasta Tel Kotchek, y una extensión hacia el norte, desde Samarra hasta Baiji, fue inaugurada en diciembre de 1918.
La relación de la cerámica Hassuna con la de Jericó, sugiere que la cultura de aldeas se está generalizando. Cultura Hassuna-Samarra