abdicar

(redireccionado de abdicó)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con abdicó: abdica, abdico
  • all
  • verbo

Sinónimos para abdicar

Sinónimos para abdicar

Ejemplos ?
Algunos ministros británicos afirmaban que Eduardo no tenía necesidad de que se le otorgara el tratamiento, porque no lo había perdido, y, además, que la señora Simpson automáticamente obtenía el rango de esposa de un príncipe con el tratamiento de Su Alteza Real; mientras que otros sostenían que había perdido todo rango real y ya no debería llevar ningún título o tratamiento real, como rey que abdicó.
En 1623 se convirtió en shogun, aunque su padre lo estaba asistiendo en el mandato del poder; en 1626 visitó Kioto para conocer a la Corte Imperial, ya que su hermana era Emperatriz Consorte y regaló oro y dinero a la Corte; esto provocó que se deterioraran las relaciones entre Iemitsu y el Emperador Go-Mizuno, quien abdicó a favor de su hija y sobrina de Iemitsu.
En el tratado que concluyó esta guerra, los sasánidas cedieron todas las tierras al oeste del Tigris y acordaron no interferir en los asuntos de Armenia y Georgia. Después de esta aplastante derrota, Narsés abdicó en 301, muriendo un año más tarde.
Tuvo poco interés en gobernar, y tenía talento para el ajedrez, sobre el que escribió un libro. Abdicó en 1760 a favor de su hijo Ieharu y se convirtió en Ogosho hasta su muerte el 13 de julio de 1761.
En 1825 emitió una orden para repeler las naves extranjeras que estaban tratando de entrar a Japón, sobre todo los barcos balleneros que navegaban en aguas japonesas. En 1837 abdicó a favor de Ieyoshi y murió el 22 de marzo de 1841.
Escribió una compilación de precedentes legales y apoyó el estudio científico. En 1745 abdica a favor de su hijo Ieshige y toma el título de Ogosho, el mismo que tomó Ieyasu cuando abdicó.
Un rey, dos años antes elegido por las Cortes, reconociéndose impotente para resistir al oleaje de los partidos, abdicó por sí y por sus hijos.
Fué conquistador »y libertador sin fatigar á los pueblos, por él redimidos de la •esclavitud, con su ambición ó su orgullo. Abdicó conciente- • »mente el mando supremo, sin debilidad y sin enojo, cuando •comprendió que su tarea había terminado, y que otro podía •continuarla con más provecho para la América.
Con fecha de abril último, se expidió a esos Dominios una Real Cédula en que se insertaron los dos Reales Decretos de 19 y 20 de marzo del mismo año: el primero del señor Rey padre don Carlos IV, en que de libre y espontánea voluntad y por los motivos que expresa, abdicó la corona en su hijo el señor don Fernando, príncipe de Asturias; y el segundo de este soberano, admitiéndola, y mandando se publicase y proclamase con las solemnidades acostumbradas en todos los Reinos de Indias.
La princesa y sus amigas lo fueron más aún casadas con aquellos hombres tan lindos. El rey Venturoso abdicó y se fue a vivir a la corte de su yerno, que estaba en Pekín.
Para tal arreglo, Arroyo del Río abdicó en favor del mencionado arbitro sus facultades de gobernante, y juntamente con él al Perú, para que realice un nuevo destrozo de los territorios ecuatorianos, sin fórmula de discusión, sin razones de justicia y sin lugar a reclamo de ninguna clase.
No debemos caer, pues, en el error de uno de los parlamentos de más tradición, de más alta jerarquía como el francés, cuando abdicó de su naturaleza, de su función esencial, invistiendo de facultades extraordinarias al Presidente De Gaulle; qué pena, qué lástima que esto haya sucedido en el Poder Legislativo de un pueblo de gran cultura y politización tan avanzadas, como son, ciertamente, las del pueblo francés.