Ejemplos ?
Cumplió su palabra el conde y envió a don Félix a Francia, porque son tiempo y distancia grandes contrarios de amor. El conde esta satisfecho y estalo también Robleda; Aurora es solo quien queda abismada en su dolor.
¿Qué es este tiempo sin medida, pro indiviso, sin cronómetro, sin día ni noche, sin sol, luna ni estrellas? ¡Es el caos; es la nada con un solo ser, como mi pobre espíritu, abismada en el eterno vacío!
Y aunque avanzaba el viejo Cada vez con mas prisa y mas recato La niña sin consejo (177) No curaba abismada en su amargura Los hechizos velar de su hermosura.
Hela allí postrada al pie del tosco altar de piedra, fijos los ojos en la santa imagen, murmurando una amorosa plegaria, y el alma abismada en la contemplación de una dicha sin fin...
¡Venid, genios, venid; vuestro es el mundo! Dijo: su frente abismada cayó en el pecho abatido; y a moverse no es osada, temiendo hallar la mirada del justo Dios ofendido.
Y en memorias tan mágicas su mente, y en tan bellos recuerdos abismada, no veía una barquilla que lanzada surca hacia ellos la mar rápidamente.