abismo


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para abismo

Sinónimos para abismo

Ejemplos ?
Ni modo, me dije; luego, como si hubiera tomado un brebaje prodigioso que me reconfortara, recargándome bajo la sombra de una de las palmeras, me quedé tratando de saber en dónde me localizaba y orientarme. Casi al mismo instante me acometió un sueño tan soporífero que me hundió en un abismo incontrolable.
como paisaje sin horizonte... como cumbre sin altura... como abismo sin precipicio... como día sin sol... como noche sin estrella...
El lugar se veía tan peligroso que mi corazón se agitaba como si fuera a explotar; un profundo y sombrío abismo había aparecido de improviso, sin saber porqué, ante mi vista exploradora.
La verdad es que nada de eso sucedió. El castillo se levantaba a una altura imponente y se ubicaba al borde de un abismo tan profundo que parecía no tener fondo.
Sócrates: Y cuando Homero dice: «Ella se lanzó en el abismo, como el plomo que, atado al asta de un buey salvaje, se precipita en el fondo de las aguas, llevando la muerte a los peces voraces,» ¿diremos que corresponde al pescador, más bien que al rapsodista, el calificar estos versos, y si lo que expresan está bien o mal hecho?
¿A los ideos montes acudiré? Mas con este abismo ancho separándome, la bravía superficie del ponto me divide. ¿Acaso de mi padre auxilio espere, al que yo misma abandoné, 180 a un joven asperjado con la fraterna matanza siguiendo?
La hechicera, desesperada, se lanzó al aire, como acostumbraba cuando portaba su varita de flux, pero olvidó que no la llevaba en ese momento y dando un alarido, cayó hasta el fondo del abismo dándose un golpe mortal en el roquerío.
Pero de ahí no se induzca la existencia de la misma porque se caería en un profundo error. Media un abismo entre la realidad del conglomerado que formaban y la que debe contener un Estado jurídicamente organizado.
Al dulce sueño puede abandonarse; Que alla la aurora con hermoso brillo, Cuando despierte le dará las huellas Que hubo perdido. ¿Por que se asusta triste el navegante Cuando rompiéndose el profundo abismo Baten los vientos y encrespadas olas A su navío?
¿De mi esposo acaso fiel me consuele a mí propia con el amor, el cual, no acaso huye encorvando los flexibles remos en el abismo?
Un impresionante bochorno se apoderó del abismo y pareció verse ante los ojos y oírse con los oídos algo igual que cuando se acercaron Gea y el vasto Urano desde arriba.
El horror con que se me presenta la sangre que por mí se ha derramado, y la devastación de este florido reino, no puedo negar son aquellos auxilios conque ponia á la vista de Israel lo malo y amargo que es haberle dejado: no, no son los tormentos del abismo los que me perturban, porque son mayores las culpas con que los merecí.