abjurar

(redireccionado de abjura)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para abjurar

apostatar

Sinónimos

Ejemplos ?
Ya se disipan nuestros prejuicios, ya el pueblo abjura los absurdos católicos; ha suprimido los templos, ha derribado los ídolos, está decidido a que el matrimonio sea sólo un acto civil; los confesionarios rotos sirven en los fogones públicos; los pretendidos fieles, al desertar del banquete católico, dejan los dioses de harina a los ratones.
Johann Nicolaus Kämpffer, síndico de la nobleza de la Baja Alsacia en la época que su primo, Johann Christoph von Günzer, era síndico de la ciudad de Estrasburgo, abjura del protestantismo a la vez que reciben ambos el favor del gobierno francés.
Samson Ferdinand von Landsberg, nacido en 1699, representante de la rama de Niederehnheim, capitán en el Regimiento d'Alsace, se casó con Octavia Sabina von Bernholdt, nacida el 4 de enero de 1705, fallecida el 10 de diciembre de 1778, e inhumada en Lingolsheim, donde la familia Landsberg poseía una bella «maison» de campaña. Samson Ferdinand abjura el Protestantismo en París, en la iglesia metropolitana, el 28 de agosto de 1739.
Tomó parte activa en las negociaciones que condujeron a la capitulación de 1681, e inmediatamente después, abjura del protestantismo.
En septiembre de 2003, Burg abjura del sionismo a través de un polémico artículo titulado «La revolución sionista ha muerto», publicado en el diario Yedioth Ahronoth.
El otro, Recaredo, se convirtió al cristianismo en el 587 y abjura oficialmente del arrianismo en el concilio de Toledo (589), arrastrando con él a la reina, la corte y a los obispos visigodos herejes.
Bajo las presiones de Alcuino. de Carlomagno y del Papa, Félix abjura en numerosas ocasiones, después de haber vuelto una y otra vez a la herejía.
Según Marinetti, había que hacer tabla rasa del pasado y crear un arte nuevo, desde cero, acorde con la mentalidad moderna y las nuevas realidades, tomando como modelo a las máquinas y sus virtudes: la fuerza, la rapidez, la velocidad, la energía, el movimiento, la deshumanización. En la literatura, el futurismo abjura completamente del pasado y alienta a no respetar la métrica.
Alrededor del año 1890 experimenta una profunda crisis de fe, de la que resulta su obra poética capital: Horas de luz, un libro de ciento veinte poemas publicado en 1894. En él abjura de sus anteriores obras Flores de muerto y El desván.
Al principio del siglo VI Segismundo, hijo de Gundebaldo —rey burgundio que le inicia en el poder y hace que le reconozcan como su heredero ante una asamblea convocada cerca de Ginebra—, abjura del arrianismo para convertirse al catolicismo entre 502 y 506 siguiendo los consejos de Avito, obispo de Viena, y emprende la construcción de un templo en Agauno, que dependía de la diócesis de Sion.
En la reunión antes del ataque, aparece inesperadamente Bill. Bill reconoce a Debbie Pelt, que acompañaba a Alcide, como una de sus torturadoras en Jackson y Alcide abjura de ella.