abnegado

(redireccionado de abnegada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para abnegado

altruista

Sinónimos

Ejemplos ?
Confío se me perdone si falto a la discreción, si consagro una mención especial a la mujer que, no conforme con ser abnegada y amorosa compañera y madre, quiso además compartir las fatigas y empeñó sus mejores afanes en la tarea de aumentar la atención a la niñez desvalida.
Reitero mi gratitud más profunda por la leal y abnegada colaboración que he recibido en estos años de tantos camaradas de armas, que han entregado lo mejor de sí en el cumplimiento de las misiones que les fueron asignadas.
A mi querida esposa Lucía vayan mis cariñosos sentimientos de amor y de gratitud, porque ella ha sido para mí fuente de inagotable apoyo y comprensión, y en estos 55 años juntos siempre he visto en ella la compañera abnegada y a veces heroica de todos los imperativos que exige la vida de las armas.
En fin, la CNT tiene una militancia abnegada, luchadora y trabajadora peno con necesidad de seguir avanzando en el desarrollo de su funcionamiento y acercamiento a la idea de lo que debe ser la organización.
Byron y Bellini habrían hallado en Guayaquil su paraíso. Sobre todo, es abnegada y odia la prosa de los números. Para ella las matemáticas maldita la falta que hacen sobre la tierra, y se apasiona por todo lo romancesco.
Los historiadores de Buenos Aires – y en esta parte, los nuestros han acostumbrado a seguirlos servilmente – divulgan la falsedad de que los orientales eran soldados sin instrucción militar alguna, multitud heroica y abnegada, pero sin nociones del oficio.
Y lo haré siempre pensando en el bienestar de mi pueblo En los resultados de la labor que les he resumido está presente un arduo trabajo de mi equipo de gobierno, a quienes agradezco por su abnegada labor.
Hasta entonces no hay que tener pena." Me parece, hijitos míos, continuó la abnegada COATLICUE, que él se debe hallar bien allá, puesto que se quedó y no se acuerda de la triste de su madre, ni la busca ni le hace caso.
Corrí allá y una gran desolación Laura de rodillas y abnegada en lágrimas, tenía entre sus manos la mano yerta de Santiago, que inmóvil, desencajado el semblante y cerrados los ojos, parecía un cadáver.
Y Andrés iba diariamente a cortejar a su Matilde, en estío bajo los cenadores floridos del jardín, en la estación invernal cerca de la chimenea, donde la leña ardía clara, gozosa de su propia muerte, con bella y abnegada inmolación.
Había en su mirada una ternura tan profunda por su padre, tanto reconocimiento; me pedía de tal modo que fuera indulgente para juzgarle y que no pensara mal; parecía a la vez tan orgullosa de él, tan abnegada, tan compasiva y tan triste; me expresaba con tanta claridad que estaba segura de mi simpatía, que todas las palabras del mundo no me habrían podido decir más ni conmoverme más profundamente.
Pero si emplean con él la mentira o la traición, espero que mi cariño termine por triunfar. Espero que el verdadero afecto de una hija vigilante y abnegada sea más fuerte que todos los peligros del mundo.