abolir

(redireccionado de aboliera)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abolir

Sinónimos para abolir

Ejemplos ?
En el año 1918 tuvo lugar la abdicación del último rey prusiano, Guillermo II, lo que provocó que la nobleza perdiera su poder y se aboliera la monarquía.
En cuanto a la mano de obra, los frailes tenían numerosos esclavos negros e indígenas de repartimiento trabajando para ellos; de hecho, junto con las otras órdenes regulares abogaron para que la institución del repartimiento forzoso de indígenas no se aboliera a mediados del siglo.
El torneo fue disputado del 28 de febrero al 16 de mayo de 1926 con la participación de los campeones, y por primera vez desde que la RFEF aboliera la inscripción libre, de los subcampeones de los torneos regionales que se habían disputado en la primera parte de la temporada 1925-26.
Tras regresar a su ciudad natal, fue enviado a las Cortes de Cádiz, donde pronunció su famoso discurso "Sobre la supresión de las Mitas", por medio del cual logró que se aboliera esa institución.
Cuando comenzó la Guerra Civil en 1861, Harriet vio la posibilidad de que se aboliera la esclavitud si el norte lograba la victoria.
Puede asegurarse que no hizo mayor esfuerzo para que el congreso aboliera la esclavitud, cambió la libertad absoluta prometida por la "LIBERTAD DE VIENTRE": Los hijos de esclava que naciesen a partir de 1821 alcanzarían la libertad y sólo después de cumplir 18 años y pagar los gastos de su manutención.
De la capital del Quilombo, que fue "Macaco", deriva la palabra que significa mono en portugués, además de ser el nombre de un movimiento de fuga en Capoeira. Después de que la esclavitud se aboliera en 1888, los libertos se trasladaron a las ciudades de Brasil.
Rugova pasaría al activismo político, siendo uno de los fundadores de la Liga Democrática de Kosovo, después de que el presidente de Serbia Slobodan Miloševic aboliera la autonomía de esa región, integrada en Serbia pero de mayoría étnica albanesa, en 1989.
La petición original no se ha conservado, pero sí la respuesta del Papa que se refiere a la "detestable costumbre…en esa tierra por la que el hijo de una sierva es igual al hijo de una mujer libre y los hijos ilegítimos heredan como si fueran legítimos." El Papa dio su aprobación al hecho de que Llywelyn aboliera esa costumbre.
El asunto llegó a la corte y Jovellanos requirió la opinión de cinco obispos, que dieron la razón al deán, y uno de ellos, Antonio Tavira, entonces obispo de Burgo de Osma, lanzó una severa crítica a la Inquisición –afirmó entre otras cosas que la Inquisición había despojado de su sentido al sacramento de la penitencia al obligar a los confesores a que preguntaran a los fieles si habían mantenido opiniones contrarias contra la religión o si poseían libros prohibidos— y propuso la introducción de ciertos cambios, como privar a la Inquisición de la censura de libros o hacer que el proceso inquisitorial se atuviera al derecho común, que los condenados pudieran apelar al rey y que se aboliera la tortura.
Este nombramiento duró dos años antes de que Brummell recomendara que el Foreign Office aboliera el consulado en Caen, con la esperanza de ser trasladado a una posición con más beneficio en otro lugar.
Los rebeldes clamaban el grito de “libertad”, pero este significaba, en verdad, nada más que la exigencia de poder abusar de los indios a su capricho, al querer que se aboliera la prohibición del trabajo personal de aquellos.