abominar

(redireccionado de abomina)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con abomina: abominable, abominar, aborrecer
  • all
  • verbo

Sinónimos para abominar

condenar

Sinónimos

detestar

Antónimos

Sinónimos para abominar

Ejemplos ?
Huyes de su tálamo porque la edad ha enfriado su sangre, y te lanzas de mañana sobre el carro, que abomina su vejez; mas si oprimieses en tus brazos a otro Céfalo, te oiríamos gritar.
No era el dinero vil y odioso que se abomina porque hay que ganarlo con trabajos penosos, sino dinero agilísimo, una esfera de plata con dos piernas de gnomo y barba de enano, un dinero truhanesco y bailarín, cuyo aroma como el vino generoso arrastraba a divinas francachelas.
Alonso Quijano el Bueno se despojará al cabo de D. Quijote y morirá abomina ndo de las locuras de su campeonato, locuras grandes y heroicas, y morirá para renacer.
Y si en aquella sabiduría de los judíos, que tanto agrada a Porfirio, que la apoya y celebra con el testimonio de sus dioses, leemos que los cielos han de perecer, ¿por qué tan vanamente abomina de que en la fe de los cristianos, entre las demás cosas, o mucho más que en todas, creemos que ha de perecer el mundo, puesto que si él no perece no pueden perecer los cielos?
Y así, pues quien lo supo bien le dijo, cuál era de esta pérfida el pelaje, si antes le causaba gran mohína ahora decidido la abomina.
enhorabuena con todo el poder de Buenos Aires que yo sin contar como pudiera con toda esta provincia que abomina a los insurgentes porque los conoce...
Este hombre tiene muy claro el riesgo de las "piezas mecanizadas" y abomina tanto de los incompletos especialistas, como de los "hombres-máquina" de las multinacionales.
Ambientada en una Venecia lúgubre y sombría, como un gran decorado de novela gótica, que atrapa en su atmósfera enrarecida a los personajes, La tempestad obtuvo un resonante éxito y llegó a ser adaptada al cine en una versión de la que el autor abomina.
Max posee un libro acerca de Hitler Mi lucha, el que altera pintando sus hojas de blanco. De esa forma intenta borrar una de las cosas que más abomina, el nazismo y al propio Hitler.
En sus viajes por Irak y Persia, Ibn Battuta tiene ocasión de conocer a los chiíes, rama del islam inexistente en el Magreb, de cuyas creencias abomina y a quienes no oculta su antipatía.
El estilo de Bernhard abunda en frases reiterativas y encadenadas, se detiene en el detalle con minuciosidad obsesiva, avanza un paso y retrocede para volver sobre lo mismo, y abomina de los puntos y aparte.
Critica a los capitalistas que «exprimen al obrero», pero en su pensamiento no deja de tener peso que esos capitalistas son los liberales a los que ha combatido siempre, y que tienen en sus manos todos los resortes del estado del que tanto abomina.