aborrecible


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para aborrecible

Sinónimos para aborrecible

aborrible

Sinónimos

  • aborrible
Ejemplos ?
¡Ni mi nombre siquiera en la memoria De un solo vivo? … ¡Idea aborrecible! ¿Ni ella tampoco, ni ella Viene á coger mi fúnebre suspiro?
En cuanto toca a la fortuna, no está ahora para que pase ante ti su causa, porque todo lo que nos dio nos es aborrecible con cualquier cosa que nos quita.
Eso es lo que se llama egoísmo, y el egoísmo es una cosa aborrecible, sobre todo para los que son como yo, pues bien conocen todos mi carácter simpático.
Es una aborrecible aristocracia: una odiosa oligarquía de sexo; la más aborrecible aristocracia alguna vez establecida en la faz de la tierra; una oligarquía de riqueza, en donde los ricos gobiernan a los pobres.
Mas ya que está en su acuerdo de aquel modo, quiere instruirlo y que conozca todo: «Esa dama gentil, que te ama tanto, esa que de tu amor digna sería, de la que sabes, si recuerdas, cuánto deba tu libertad el ser hoy día; este anillo que anula todo encanto manda, y el corazón mandado habría, si hubiera el corazón virtud tenido de hacer lo que este anillo cuando asido.» Y prosiguió narrando el sentimiento que Bradamante le ha portado y porta, y encareció con ello su ardimiento cuanto el afecto y la verdad comporta, de suerte que usó modo y parlamento que más conviene al que por otro exhorta; y en grado le hizo Alcina aborrecible en que se suele hallar lo que es horrible.
No halló todo el estudio de la maldad y todo el desvelo de la traición otra manera de hacer a César aborrecible, sino ampliarle la soberanía, las honras y el poder, y crecerle en divinidad los nombres y los blasones.
Mucho deben temer los malos, en lo que olvidan, la memoria del grande Dios: ella en el castigo de los delincuentes sirve de fiscal para las circunstancias del pecado, No basta que muera César, sino que caiga muerto a los pies de la estatua de Pompeyo, a quien dio muerte. Siempre fue sumamente aborrecible a Dios la hipocresía.
Discurso Los que para hacerle aborrecible le añadieron corona, dignidad y poder, para matarle le prendieron con la adoración, le cercaron con las reverencias, y le cegaron con los besos.
Antonio, porque no hubiese alguna maldad que dejase de cometer, incitó a César a la inobediencia, y le hizo aborrecible poniéndole coronas en la cabeza en los juegos, como se lee en su vida; le ayudó en su postrera determinación, por tener que acusarle; se escondió en su muerte, para poder engañar los conjurados; los sacó del Capitolio para venderlos; engañolos a ellos, y al pueblo, y al Senado, y al propio César muerto, pues oró en su defensa, y con su toga concitó el pueblo contra los matadores, y luego se levantó contra César y contra su heredero, declarando las traiciones de su intención.
Ésta fue la causa y razones por que Tarquino, reinando y vivo, fue depuesto con razón; y César, aun no reinando y difunto, fue electo y coronado en sus hijos; y como en aquél, por haberse llamado rey, quedó el nombre a Roma culpable y aborrecible, el de César, por ser nombre suyo, quedó vinculado por blasón de los emperadores en Roma.
Salid sin duelo, lágrimas, corriendo. ¿Cómo te vine en tanto menosprecio? ¿Cómo te fui tan presto aborrecible? ¿Cómo te faltó en mí el conocimiento?
Se declara por necio de tres suelas y por hueco a lo de pecho de azor, al que tiene medido el trecho de levantar la mano al quitar el sombrero a otro con la pausa que pulso de cuartanario en declinación, y va con cuidado tanteando por la geometría del desvanecimiento si hay uno o dos dedos de diferencia y dilación en el acometimiento del otro a él o dél al otro; a esto se le añade sobre su necedad o presunción el esmalte de malquisto y aborrecible y el ser estafermo y dominguillo de todo género de lenguas, a que él mismo se condena, débesele librar ejecutoria de necio, de descomedido y ocasionado.