aborrecer

(redireccionado de aborrezca)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para aborrecer

odiar

Sinónimos

Antónimos

aburrir

Sinónimos para aborrecer

abominar

Ejemplos ?
Si dije entre suspiro en tal manera, no goce más Piedad y Cortesía, si dije, mude el habla que se oía tan dulce cuando a ella me rindiera; si dije, me aborrezca a quien quisiera solo en celda encerrado, del día en que he dejado la teta al que apartado sea del alma; y aun quiás lo hiciera.
—En este caso, Menexenes, ¿el que es amado es el amigo del que le ama, sea que le corresponda o sea que le aborrezca, como los niños que no advierten ningún género de afección, y, si cabe, aborrecen a sus padres cuando se les corrige, y que en ningún momento están más predispuestos en contra de éstos que cuando los manifiestan estos mismos mayor cariño?
19 También sobre su cama es castigado Con dolor fuerte en todos sus huesos, 20 Que le hace que su vida aborrezca el pan, Y su alma la comida suave.
No sea que, enojándome, te abandone; te aborrezca de modo tan extraordinario como hasta aquí te amé; ponga funestos odios entre troyanos y dánaos, y tú perezcas de mala muerte.
Contestó Hera veneranda, la de los grandes ojos: —Tres son las ciudades que más quiero: Argos, Esparta y Micenas, la de anchas calles; destrúyelas cuando las aborrezca tu corazón, y no las defenderé, ni me opondré siquiera.
En tales razones le pidió lo que deseaba: —Amiga, si tú haces que mi marido aborrezca a Nise y vuelva a tenerme el amor que al principio de mi casamiento me tuvo, cuando él era más leal y yo más dichosa, tú verás en mi agradecimiento y satisfacción de la manera que estimo tal bien, pues será darte la mitad de mi hacienda.
Pero, cuando nos conformamos deseando las cosas que queremos, se llama deseo, y cuando nos conformamos gozando de los objetos, que nos son más agradables y apetecibles, se llama alegría, y asimismo cuando nos es menos conforme y huimos de lo que no queremos que nos acontezca, tal voluntad se llama miedo, y cuando nos conformamos y huimos de lo que con nuestra voluntad nos sucede, tal voluntad es tristeza, y sin duda alguna que, según la variedad de las cosas que se desean o aborrecen, así como se paga de ellas u ofende la voluntad del hombre, así se muda, y convierte en estos o aquellos afectos, por lo que el hombre que vive según Dios y no según el hombre, es necesario que sea amigo de lo bueno, de donde se sigue que, aborrezca lo malo...
VI De hecho, ¿qué es, Catilina, lo que aún puede resultarte de agrado en esta ciudad? Nadie hay aquí que no te tema, nadie que no te aborrezca fuera de esa conjura de hombres indignos.
7 El que corrige al escarnecedor, afrenta se acarrea: El que reprende al impío, se atrae mancha. 8 No reprendas al escarnecedor, porque no te aborrezca: Corrige al sabio, y te amará.
Mira que es inconveniente que Garcia-Ruiz se ausente en esta ocasión de aquí, que examinar su intención con cautela es acertado; que si paga, enamorado de mi prima, su afición, tales cosas le diré, que aborrezca a la que estima, y despechada mi prima al Conde la mano dé.
come lo que te basta; No sea que te hartes de ella, y la vomites. 17 Detén tu pie de la casa de tu vecino, Porque harto de ti no te aborrezca.
No, como tú dices con sarcasmo, porque te aborrezca, ni por los incentivos que me ofrece una nueva esposa, ni por tener muchos hijos (que me basta los tuyos, y no me quejo de ello), sino lo que es más importante, por vivir vida pacífica y no sufrir la miseria, sabiendo que los amigos huyen del pobre, y para educar a mis hijos como a su cuna corresponde, y si engendrare otros, hermanos de los tuyos, para que todos sean iguales, y verlos juntos, y disfrutar así de ventura.
Si alcanza lo que desea, mengua el deseo con la posesión de la cosa deseada, y quizá, abriéndose entonces los ojos del entendimiento, se vee ser bien que se aborrezca lo que antes se adoraba.
DOÑA BEATRIZ Pues ahora, para que veas adónde llegan de amor las no entendidas cautelas, cuando en las selvas del Betis quiere el amor que aborrezca, fue porque ya su dominio 74 reconocí en otras selvas.
A menos que la iglesia contaminada por la apostasía se arrepienta y se convierta, comerá del fruto de sus propias obras, hasta que se aborrezca a sí misma.