abovedado


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para abovedado

alabeado

Sinónimos

Ejemplos ?
Los Elfos Sindar de Beleriand la llamaron, primeramente, Hadhodrond un nombre que significaba Bóveda de los Enanos, y estaba compuesta por la palabra Hadhod que “(…) era la traslación de Khazâd a sonidos Sindarin …”; esto era porque originalmente el Sindarin carecía de algunos sonidos para representar algunas letras (_z_ y _â_ largas, incluso _kh_) de la palabra Khazâd, por lo que debieron adaptar el nombre; y la otra palabra que compone el nombre Sindarin es rond, que proviene del Ilkorin y significa, “bóveda” o “techo abovedado”, como en Elrond (“Bóveda de Estrellas”) y que se usaba para definir a una estancia techada de esa manera, como Nargothrond; raíz ROD -.
Ubicada a una misma distancia de las pirámides, se encuentra una serie de pares de estructuras, compuestas de un altar y una estela esculpida. En el lado sur de estos complejos hay un largo edificio abovedado, que contiene una sola habitación con nueve puertas.
La fachada sur (que da a la plaza de Murillo, frente al Jardín Botánico) está formada por un vano adintelado, de acceso al interior, y una logia o galería con seis columnas de orden corintio sobre las que se apoya un entablamento. El interior del edificio es abovedado en sus salas centrales.
En toda esta zona se ha llevado a cabo la excavación arqueológica en extensión, poniendo al descubierto en la parte oriental un acceso abovedado similar al conocido al sur, pero completamente destruido, aunque conserva los restos para encastrar el rastrillo defensivo.
En el arco abovedado de la entrada están las figuras de Cristo y Zapata, que se unen en sacrificio con el afán de salvar al hombre.
En el centro de las torres, encima del arco de la puerta, aparece un orificio abovedado por el que se atacaba a los que querían derribarla.
En Roma, se conservan todavía como primera construcción de los etruscos la célebre Cloaca Máxima, conducto abovedado que data de la época de Tarquino Prisco (siglo VI a.
IV Cuántas horas hacía que erraba solo en medio de máscaras silenciosas en aquel hangar abovedado como una iglesia, y era una iglesia, en efecto; una iglesia abandonada y secularizada era aquella amplia sala de ventanas ojivales, la mayoría medio tapiadas, entre sus columnas adornadas y encaladas con una espesa capa amarillenta donde se hundían las flores esculpidas de los capiteles.
Los domingos, todos cuatro hermanos, íbamos con Manuel a cazar con hondas de jebe, en el bosquecillo de toñuces y pájarobobos que se extendía tras de la factoría calaminada, en aquel camino sombreado y fresco, abovedado y sinuoso que conducía al abrevadero, donde al atardecer iban a saciarse las yuntas de los campesinos, los jumentos lanudos de los pescadores y los transidos caballos de los caminantes.
Casi al otro extremo, un corredor abovedado y de poca altura torcía hacia uno de los lados, conduciendo al laboratorio de química.
si el hondo mar se levantara, monstruo voraz, de bárbaros resuellos, y al justo entre sus olas sepultara, tal vez no mojaría sus cabellos: Porque nuevo Jonás libre y seguro del cetáceo en el vientre abovedado, arca de salvación y fuerte muro rogaría al señor de lo criado; y en el bajel viviente bajaría del mar a las más ínfimas honduras, y luego a flor del agua subiría A dormir unos sueños de venturas.
La seguí con la mirada, alzando la cabeza, y el cielo me pareció abovedado, azul e inmenso, como si fuera más grande y más hondo y mis ojos lo miraran más profundamente.