abrasar

(redireccionado de abrasada)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con abrasada: abrazada, abrazar
  • all
  • verbo

Sinónimos para abrasar

quemar

enardecer

Sinónimos para abrasar

Ejemplos ?
Mira como late mi corazón de amor... pon tu mano sobre mi abrasada frente... Y llevaba la helada mano de la esposa de Hurtado, sobre su volcánico corazón, y calenturienta frente.
Hacíanle, digo, estas cosas más de lo justo arrogante, altivo y confiado. Este Arnesto, pues, se enamoró de Isabela tan encendidamente que en la luz de los ojos de Isabela tenía abrasada el alma.
Todo esta sumergido en el mas profundo silencio cuando el caudillo, despertándose sobresaltado del sueño que a su pesar embarga su espíritu, pasa sus manos sobre su abrasada frente para apartar de ella la bruma de la embriaguez.
En entusiasmo y fe viva, germen de grandes acciones, abrasada su alma heroica, henchido su pecho noble, quítase la alta diadema, y de su pecho recoge las riquísimas insignias de incalculables valores, las joyas y pedrería, los brazaletes y broches que sus brazos y su cuello engalanaban, y pone aquella breve riqueza (breve, sí, pero de enorme precio) encima del bufete, y «Toma -dice a aquel hombre-.
Por las noches, cuando la luz de la callada luna y del limón el delicioso aroma llevado en alas de la tibia brisa a voluptuosa calma convidaban, mil pensamientos de furor y sana entre mi pecho hirviendo, me nublaban el congojado espíritu, y el sueño en mi abrasada frente no tendía sus alas vaporosas.
En él imita un famoso sermón de Menot, e introduce en la escena a María Magdalena, hermana de Marta y de Lázaro, brillante con todos los encantos de la juventud y de la hermosura, abrasada por todos los deseos y sumergida en todos los deleites.
Como delatando que la mayor relajación en aquella abrasada conjunción del principio habría sido al fin la del turco sañudo, tan hirsuto que presuponía como nada el espasmo liquefacto, sufriente, agónico, junto a la candente criolla, entera, morenaza, empantanada en su barro humano,--con un significado enrostrador semejante, la psicología de las siete jóvenes insólitas estaba comprometida con una inclinación gravitacional absoluta a todas las inducciones de la influencia paterna de esta influencia que en la naturaleza distraída de ellas, vaporizaba como un influjo ondeado de una especial imantación rácica, de que estaba recubierto todo él.
¿Porque tiemblas...? Deja que descanse mi cabeza abrasada sobre tus rodillas y adorméceme con la melodía de tus cantos. Y reposaba su cabeza sobre las temblorosas rodillas de Lucía.
Cautiva el alma de religiosa emoción, contemplé la abrasada playa donde desembarcaron antes que pueblo alguno de la vieja Europa, los aventureros españoles, hijos de Alarico el bárbaro y de Tarik el moro.
Por lo cual, aun cuando haya de entenderse otra luz en este lugar, del Génesis, donde leemos: «dijo Dios hágase la luz, y se hizo la luz»; y signifique otras tinieblas, cuando dice: «hizo Dios división entre la luz y las tinieblas»; con todo, nosotros entendemos que se significan estas dos angélicas compañías: una, que está gozando de la visión intuitiva de Dios, y otra, que está desesperada por su soberbia; una, a quien dice el real profeta, «adoradle todos sus ángeles», y otra, cuyo príncipe y caudillo atrevidamente dice: «todo esto te daré, si te postrares y me adorares»; una que está abrasada en el santo amor de Dios...
Para surcar la augusta soledad de los mares no sabidos, Colón guiaba sus audaces quillas; para domar vencidos en pavorosas lides los pueblos todos, con horrendo estrago, broquel y espada diéronle los Cides y su corcel Santiago. Y en cuanto el mar abarca, y en Cuanto el sol corona, las razas le aclamaron por monarca del mar de hielo a la abrasada zona.
Y, mientras tanto, la pobre alma en pena a la puertas del cafetín, con la garganta abrasada por el amílico y el corazón en un puño, oyendo de cerca las bromitas de sus amigachos y a lo lejos las canciones del corro de Pepeta, unos retazos de zarzuela repetidos con monotonía abrumadora.