abrasar

(redireccionado de abrase)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abrasar

quemar

enardecer

Sinónimos para abrasar

Ejemplos ?
¡Mal haya ese París tan divertido, y todas sus famosas fruslerías, que a soledad me tienen reducido! ¡Mal rayo abrase, amén, sus Tullerías, y mala peste en sus teatros haga sonar, en vez de amores, letanías!
Instruye también a su hijo y: “Por la mitad de la senda que corras, Ícaro”, dice, “te advierto, para que no, si más abatido irás, la onda grave tus plumas, si más elevado, el fuego las abrase.
Mas los que opinan que estas dos cosas, el fuego y el gusano, pertenecen a los tormentos del alma y no a los del cuerpo, dicen que los desechados del reino de Dios también se abrasan y queman con la pena y dolor del alma, los cuales tarde y sin utilidad se arrepienten, y por eso pretenden que no sin cierta conveniencia se pudo poner el fuego por este dolor que así quema, pues dijo el Apóstol: «¿Quién se escandaliza sin que yo no me queme y abrase?» Este mismo dolor, igualmente, creen que se debe entender por el gusano, porque escrito está, añaden: «que así como la polilla roe el vestido, y el gusano el madero, así la tristeza consume el corazón del hombre».
Trátame conforme a tu piedad y a tu benevolencia para con los hombres, y arráncanos de las manos de Herodes y de la jauría rabiosa y criminal de sus ejércitos. Abrase la tierra, y tráguenos a ambos, antes que mis ojos vean la muerte de mi hijo.
Y aun quando se abrase la abatida, no está todo perdido con tal que las tropas no sean demasiado inferiores; pues entonces la ventaja es igual entre los dos, porque hasta que los árboles se conviertan en cenizas, una barrera insuperaole os separa.
Luego de persuadir a Fermín para que interprete una vez más al duende, Condoro viaja al pasado con Papitas, exactamente en el momento en que lo conoció; el plan era simple: advertirle al duende de escapar antes de que el Papitas del futuro (interpretado por Roberto) lo abrase...
Jacinto le demuestra que la ociosidad produce tales pensamientos negativos y solo mediante el trabajo y el esfuerzo las personas mantienen las mentes despojadas de trastornos amatorios. Silvio, convencido, marcha con Jacinto, quien ve en el un verdadero amigo, y desea nuevamente que amor abrase la selva.
El Secretario diputado Marcos Morales Torres: Se pide se hagan los avisos a que se refiere el artículo 161 del Reglamento Interior. Abrase el sistema electrónico por 10 minutos, para proceder a la votación en lo general y en lo particular en un solo acto.
porque ansí se esfuerza ocultamente y más se engruesa el campo, o porque luego, quemado lo vicioso totalmente perece, y suda el daño con el fuego; porque aquel ardor eficazmente descubre más caminos y lo ciego relaja de los poros, por do venga el jugo a lo sembrado y lo mantenga; es porque endurece el fuego al suelo, y aprieta más las venas desatadas, a que ni recios soles, ni del cielo las lluvias menudas enviadas, ni el Cierzo penetrable, envuelto en hielo, le abrase.
Pero si después de la muerte de este cuerpo, hasta que llegue aquel día que después de la resurrección de los cuerpos ha de ser el último en que se verificará la condenación y remuneración; si en este espacio de tiempo quieren decir que las almas de los difuntos padecen semejante fuego, y que no lo sienten las que no vivieron con este cuerpo, de manera que su lena heno y paja se consuman y que le sientan las que llevaron consigo tales fábricas, ya sea sólo allá, ya acá y allá ya sea acá para que allá no hallen el fuego de la transitoria tribulación que les abrase y queme las fábricas terrenas, aunque sean veniales y libres de rigor de la condenación, no lo reprendo o contradigo, porque quizá es verdad.
Ismael visiona, al mismo tiempo, los deseos de Alexander de que Edvard muera, y lo que ocurre en la casa episcopal: Elsa Bergius, la tía enferma del obispo, provoca de manera aparentemente accidental (o tal vez llevada por el poder mental de Ismael, quien simultáneamente capta y le transmite los deseos de Alexander) un incendio en su habitación al hacer caer una lámpara encendida y, envuelta en llamas, corre a la cama de Edvard, se aferra a él, haciendo que el obispo se abrase también sin poder evitarlo, pues se encontraba adormecido por un caldo con somnífero (bromuro) que Emilie le había dado para poder escapar.
Mas oigo que me decís que sois como el que se abrasa, que viendo que el fuego pasa a ejecutarle en la vida, deja la hacienda perdida, que se abrase con la casa.