abrazar

(redireccionado de abrazada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para abrazar

ceñir

contener

seguir

Sinónimos

Ejemplos ?
Sólo la sentí resollar un poco cuando tuve aquí abrazada, sobre mis rodillas, a Rosario, a la pobre Rosario; cuando ella lloraba y lloraba yo.
Las extravagancias que hizo llorando y riendo abrazada a mí; lo orgullosa que estaba, lo contenta; lo triste de que aquella de quien podía ser el orgullo y la alegría no estuviera ni pudiera abrazarme, no tengo corazón para contarlo.
De la esperanza joven alzara el fuerte viento al fruto derribado por tanto sufrimiento. Sentiría sus brazos, dulces, fuertes y hermosos, arrastrarme, abrazada con ímpetus briosos.
65 Naturalmente reteniendo lo que amo y a su regazo en Jasón sujeta por estrechos largos iré. Nada a él abrazada temeré o si de algo tengo miedo, tendré miedo de mi esposo solo.
Más tarde, y ya despierta, con singular empeño, pensando proseguí que estaba muerta y que en tanto a tus restos abrazada dormía para siempre el postrer sueño soñaba tristemente que vivía aún de ti, por la muerte separada.
Así que caminaron juntos por el bosque, Alicia abrazada tiernamente al cuello suave del cervato, hasta que llegaron a otro campo abierto; pero, justo al salir del bosque, el cervato dio un salto por el aire y se sacudió del brazo de Alicia.
De muchos dioses que los maestros y doctores de los paganos defienden que son un mismo Júpiter Por más razones y argumentos filosóficos que quieran alegar, jamás podrán sostener que Júpiter es ya el alma de este mundo corpóreo que llena y mueve toda esta máquina, fabricada y compuesta de los cuatro elementos o de cuantos quisieren añadir; con tal que ceda su parte a su hermana y hermanos, ya sea el Cielo, de modo que tenga abrazada por encima a Juno...
Esperando el reencuentro amoroso, o el desencuentro, su lírica deviene pasionaria, como esa insólita flor que cual hiedra, retenida en una pared o abrazada y abrasada a un árbol, se abre al mínimo rocío que derrama, cual trágicas lágrimas que sonríen, no de dolor, sino de nostalgioso placer, porque no llega el colibrí que alado la recorra, la penetre y extraiga fiel o infiel el perfume de la incesante espera.
Y porque culpa tan fea Ofrenda tan santa borre, La hirviente sangre gotea, Y en el peñasco en que corre, Avaro el viento la orea. Allí, por tierra postrada, Moribunda y desolada La castísima María, Con el suplicio abrazada La ardiente sangre bebía.
A fuerza de elevarse, abrazada con esa imagen, a las regiones donde su alma vivía, el capitán habíase convertido, en la mente de María, en un ser perfecto, en un caballero "destemido y sin tacha", en una idealización del talento, del valor de la virtud, en un hermano que la sociedad le traía ya que la naturaleza se lo había negado, en una porción de ella misma.
Esperar del destino :si este nos otorgará una resolución favorable — :Puedo vivir ya sea :totalmente contigo o de ningún modo Página 8 :Si he resuelto :vagar sin rumbo :en la lejanía, hasta que :pueda volar a tus brazos :y pueda llamarme :enteramente en casa contigo, :y pueda enviar mi alma :abrazada por ti ...
Pero apenas la tocó, la sirenita gritó como una gaviota asustada, y despertó, y lo miró con sus ojos de amatista llenos de terror, esforzándose en un vano intento de escapar. Él la sujetó poderosamente abrazada, sin dejarla escapar.