abrigar

(redireccionado de abrigó)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abrigar

Sinónimos para abrigar

Ejemplos ?
A las 16:00 del día 20, todo el convoy había anclado. La bahía de Chilca, completamente segura, abrigó diez naves luego de verificar la inexistencia de torpedos.
En contraparte, las finanzas del país sufrieron graves daños. Poco tiempo después de terminada la guerra con Rusia, Gustavo abrigó nuevos planes de guerra.
Apenas entró, cuando se vio rodeado de una bandada de pájaros: los unos, cuervos negros; otros, pavos reales; otros, chorlitos, y todos le aseguraban ser ellos el «Pájaro de la Verdad»; pero el niño no se dejó embaucar, sino siguió derecho, y descubriendo arrinconado al pájaro blanco a quien buscaba, le tomó, le abrigó en su pecho y se salió, no sin llevar sendos picotazos de los enemigos del «Pájaro de la Verdad».
Y pura finalmente, como el mármol que se lava en el templo cada día, arda en sagrado fuego el alma mía, como arde el incensario ante la Cruz. :: III Ruega, hija, por tus hermanos, los que contigo crecieron, y un mismo seno exprimieron, y un mismo techo abrigó.
STAUFFACHER.––El emperador era el depositario de su herencia paterna y la rehusaba a sus impacientes reclamaciones. Hasta se dice si abrigó el designio de acabar este asunto dando a su sobrino una mitra.
Como vino a este mundo la criatura, del mundo se marchaba; ¡Toda desnuda! La abrigó el polvo; manto que arropa a humildes y poderosos.
Allí la humilde Palos, que piadosa abrigó al hombre cuyo ingenio claro la hazaña consumó mas portentosa, de Isabel la Católica al amparo.
Y cuando cayó la nieve se olvidaron de él, el rey y sus vasallos; a los pájaros se les abrigó, y a él se le dejó al aire glacial que le mordía las carnes y le azotaba el rostro, tiriririn!
La excelente mujer comprendió que no podía desobedecer aquella orden; miró a la niña, que dormía con la mayor tranquilidad, se abrigó bien y salió a la calle para cumplir lo dispuesto por su señor.
Apenas hubo dicho estas palabras, abrigó el pecho con la túnica, calzó los blancos pies con hermosas sandalias, y abrochóse un manto purpúreo, doble, amplio, adornado con lanosa felpa.
Como más tarde contra Abascal, cundió contra Amat la calumnia de que, faltando a la lealtad jurada a su rey y señor, abrigó el proyecto de independizar el Perú y coronarse.
La festiva ciudad que, aclamadora, hoy su gozosa población aduna, y ufana y reverente conmemora tu milagrosa celestial fortuna, vio de tu clara luz nacer la aurora y el hogar guarda que abrigó tu cuna; y aquí el cuerpo purísimo reposa que fue velo de tu alma candorosa.