abrigar

(redireccionado de abriga)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abrigar

Sinónimos para abrigar

Ejemplos ?
Los maridos deben amar a sus mujeres como a sus propios cuerpos.., ya que nadie aborrece jamás su propia carne, sino que la nutre y la abriga, como Cristo también a la Iglesia; porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Por eso, el superior de una Misión católica que no abriga en su corazón más ideal que la gloria de Dios y la salvación de las almas, en presencia de la necesidad, acude a todas partes en busca de colaboradores para el santísimo ministerio; ni se le da nada que éstos sean de su Orden y nación o de Orden y nación distintas, «con tal que de cualquier modo Cristo sea anunciado»(4).
De los nudos, con esto, más suaves, Los dulces dos amantes desatados, Por duras guijas, por espinas graves Solicitan el mar con pies alados: Tal redimiendo de importunas aves Incauto meseguero sus sembrados, De liebres dirimió copia así amiga, Que vario sexo unió y un surco abriga.
Y si no existen, un gobierno tampoco puede improvisarlos; únicamente podría, merced a la muy justificada sospecha que el pueblo abriga con relación a todo lo que se le impone, rebajar el crédito y la reputación de los médicos existentes y hacerles descuartizar, como envenenadores, cuando tratan de evitar o de combatir las epidemias.
Templados de esta manera calor y fresco entre sí, hacen que florezca allí una eterna primavera; por lo cual si la alta esfera fuera capaz de desvelos, tuviera, sin duda, celos de ver que en blasón fecundo abriga en su seno el mundo ese trozo de los cielos.
El bulto vio y, haciéndolo dormido, Librada en un pie toda sobre él pende -Urbana al sueño, bárbara al mentido Retórico silencio que no entiende-: No el ave reina, así el fragoso nido Corona inmóvil, mientras no desciende -Rayo con plumas- al milano pollo, Que la eminencia abriga de un escollo, Como la Ninfa bella -compitiendo Con el garzón dormido en cortesía- No sólo para, mas el dulce estruendo Del lento arroyo enmudecer querría.
Sale al corredor o al patio el cuitado viajero, despeluznado, sucio, hambriento, fatigado, con la barba enmarañada, si es joven y la deja crecida, o con ella blanquecina y de una línea de larga, si es maduro y se la afeita; con la melena aborrascada, si es que la tiene, o con la calva al aire, si es que se la oculta y esconde artísticamente; o con la peluca torcida, si acaso con ella abriga su completa desnudez; y lleno de polvo, si es verano; y de lodo, si es invierno; y siempre mustio, legañoso e impresentable.
Contén tu cólera, ¡oh rey Teseo! y abriga designios mejores para tu familia. HIPÓLITO Al oír tus gritos, padre, he venido en seguida.
Cuando el pueblo se subleva y se pone furioso, intentar apaciguarle es como querer apagar un fuego violento; pero si se cede, contemporizando y esperando el momento favorable, acaso se mitigue su furor; y cuando se haya calmado su espíritu, puede fácilmente obtenerse de él lo que se quiera. En efecto, abriga tanta piedad como cólera terrible, lo cual es importantísimo para esperar el momento favorable.
Y como si con el Santo Pontífice se consultara el advirtirlos por asentistas, dice que no se ha de comunicar ni tratar con ellos, porque los judíos dan el pago que da el ratón al que le lleva en las alforjas y la serpiente al que la abriga en el regazo y el fuego al que le hospeda en el seno.
El sueño le finge primero el cumplimiento de un deseo que abriga hace ya mucho tiempo: el de su promoción a la categoría de inspector.
Otra vez, en pleno verano, vagando por los alrededores de París, llegué a los jardines de Robinsón, con sus grandes árboles, cuyo ramaje abriga como nidos las aéreas cabañas que sirven de comedores.