abrir

(redireccionado de abrimos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abrir

descubrir

Antónimos

extender

Antónimos

serenarse

Sinónimos

Sinónimos para abrir

Ejemplos ?
Recordemos que cuando nos dimos cuenta del error que entrañaba dejar a la mujer indiferente y ajena a la lucha social, poniéndola por ese solo hecho en manos del enemigo para convertirla en baluarte contra nuestra lucha y resolvimos incorporarla a nuestra vida activa, a la labor de la enseñanza, a la vida burocrática y le abrimos la puerta de la vida intelectual, respondió y se equiparó muy pronto en eficiencia y en energía con el hombre mismo.
¡Ay, sólo un breve instante! ¡Sólo cual la magnolia abrimos los pétalos! Sólo hemos venido, amigos, a marchitarnos en esta tierra.
Y preguntando por qué a ellos solos los dejaban andar sueltos, dijo un diablo: -Y les abrimos las puertas, que no hay para qué temer que se irán del infierno gente que hace en el mundo tantas diligencias para venir.
Y siendo así que a las otras naciones enseñamos solamente nuestras armas y campamentos, a éstos abrimos nuestras casas y heredades, que no las codician.
Y al fin de tanto temer, Tanto soñar sin dormir, Y tanto afán, El alba esperando ver, Cerrándose ¡sin sentir Los ojos van. Al menor ruido que oímos, Vuelven a abrirse otra vez Lentamente, Mas apenas los abrimos, Tornan a su lobreguez Muellemente.
Herrero y el trabajador a pesar de que un temor corroía mi alma, aconsejé romper la puerta; pero la casera encontró una forma de dar la vuelta a la llave desde fuera con algún trozo de alambre. Previamente habíamos abierto las puertas de todas las habitaciones de ese pasillo, y abrimos todas las ventanas al máximo.
El fuego quema la cara, los labios, la lengua, la garganta, el pecho, el estómago, el alma, sí, señor. Aquí abrimos la boca y el aire nos refresca.
Examinamos primero el mobiliario de cada habitación. Abrimos todos los cajones posibles; y supongo que usted sabe que, para un ejercitado agente de policía, son imposibles los cajones secretos.
En primer lugar, abrimos, el gobierno, con un intento serio, que yo había iniciado, ya como Presidente electo para llegar a una negociación, desgraciadamente esos intentos del gobierno no fueron correspondidos y entonces se tuvo que tomar la decisión, nada fácil, pues, de hacer valer el Estado de Derecho y restablecer la presencia de las instituciones nacionales en la llamada zona de conflicto.
Para reducir la vulnerabilidad de nuestra economía respecto al exterior abrimos mercado hacia el norte (TLC), hacia América Latina, en Europa y por primera vez entre los tigres del Pacífico (APEC).
Su aliento impuro la pestilente fiebre respirando, infestó el aire, emponzoñó la vida; el hambre enflaquecida tendió los brazos lívidos, ahogando cuanto el contagio perdonó,; tres veces de Jano el templo abrimos, y a la trompa de Marte aliento dimos; tres veces, ¡ay!, los dioses tutelares su escudo nos negaron, y nos vimos rotos en tierra y rotos en los mares.
Lo otro, y lo que más sentimos, es que hablando comúnmente soléis decir: "¡Miren el diablo del sastre!", o "¡Diablo es el sastrecillo!" ¿A sastres nos comparáis, que damos leña con ellos al infierno y aun nos hacemos de rogar para recibirlos, que si no es la póliza de quinientos nunca hacemos recibo, por no malvezarnos y que ellos no aleguen posesión "Quoniam consuetudo est altera lex", y como tienen posesión en el hurtar y quebrantar las fiestas, fundan agravio si no les abrimos las puertas grandes, como si fuesen de casa.