abrochar

(redireccionado de abrochada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abrochar

Sinónimos para abrochar

abotonar

Sinónimos

Ejemplos ?
El traje típico masculino consta de pantalón blanco, ancho en las caderas y camisa blanca larga abrochada con botones de oro unidos por una cadena, sombrero de jipi japa, y por calzado, alpargatas de piel de ganado vacuno, con medio tacón.
Es el periodo de tiempo que abarca gran parte de los siglos XVI y XVII, el manteo clerical era una capa larga con capilla (esclavina), abrochada por delante con un botón.
La superior, el himatión, consistía en una especie de manto rectangular que se echaba sobre el hombro izquierdo y se recogía por el lado opuesto, dejando ordinariamente libre en sus movimientos el brazo de esta parte; y cuando se iba de viaje o de guerra se cambiaba el himatión por la clámide, capa rectangular en tres de sus lados y algo circular en la parte que rodeaba el cuello, más corta que el manto y abrochada con fíbula sobre el hombro derecho.
Garry Marshall les convenció de que permitieran a Fonzie que use su chaqueta abrochada cuando vaya con su motocicleta (modelo Triumph Thunderbird) desde que esa ropa fuera considerada un medio de seguridad para ir en moto.
La forma del busto en esta época fue robusta, escotada y abrochada: lo que provoca que las mangas se confundan con la forma de un jubón masculino.
Todos los jugadores han de llevar obligatoriamente cascos HECC/CSA de un mismo color, homologados, con una correa en la barbilla debidamente abrochada.
La Virgen es mostrada sólo de medio cuerpo y de pie. Viste una túnica de color rojo abrochada en el cuello y un manto azul marino que la cubre desde la cabeza.
Shayla – Una larga pañoleta rectangular, abrochada o enganchada en el hombro, con la cual se envuelven la cabeza pero dejan la cara descubierta; la utilizan mucha mujeres en los países de la región del golfo Pérsico.
Casaca corta sin solapa, y abrochada por una hilera de botones tendidos, forro, pantalón, y botines azul turquí, chaleco blanco, cuello y vueltas celestes.
Una levita de viaje medio abrochada le dibujaba el talle y dejaba ver un chaleco de cachemira, bajo el cual llevaba un segundo chaleco, blanco.
El sombrero era alto y de ancha ala, y los más jóvenes se lo adornaban a veces con una pluma; la camisa de lana desaparecía bajo un cuello vuelto, de hilo blanco; la chaqueta quedaba ceñida y abrochada de arriba abajo; la capa colgaba suelta sobre el cuerpo, mientras los pantalones bajaban rectos hasta los zapatos, de ancha punta, pues no usaban medias.
Se le pegaba más, él pedía piedad, los golpes y los insultos eran todas las respuestas que recibía y, en cuanto se sentía suficientemente excitado, sacaba rápidamente su miembro de una bragueta que hasta aquel instante había conservado cuidadosamente abrochada, se aplicaba ligeramente tres o cuatro golpes con la muñeca y eyaculaba huyendo mientras continuaban los insultos y las patadas.
En los primeros siglos, se usó la capa romana abrochada con fíbula por delante o sobre el hombro derecho y también la guasapa o capa con capuchón.