abundar

(redireccionado de abundando)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para abundar

pulular

Sinónimos

Antónimos

Sinónimos para abundar

Ejemplos ?
Dentro de su fauna destacaremos la importancia que siempre tuvo el concejo de los peces del río, siendo el Eo un río salmonero Asturiano y abundando en él y los demás riachuelos las truchas.
El crecimiento y la fusión, sobre aquel torreón inicial, de las aldeas cercanas dio origen a lo que sería el casco urbano de Guareña. Sus pobladores en aquellas fechas eran de procedencias muy diversas, abundando los originarios de tierras del norte.
Se trata de analizar estas posiciones, evitando posiciones extremas y abundando en puntos de vista libres de prejuicios, lo que conduce a posturas empiristas no radicales ni ortodoxas, pero apoyadas en estructuras conceptuales siempre en continua revisión.
El grupo aristocrático que arrebató el poder al rex —monarca— organizó el nuevo sistema en beneficio propio, abundando en esta época las luchas entre los propios patricios por el poder personal.
Danielsson sugiere que la palabra quechua “Chumbi o Chumpi”, que aparece en los nombres de las islas de la expedición, quizá se origine de la forma de los atoles o arrecifes en forma de anillo, ya que esa palabra significa literalmente faja o cinturón. Abundando en razones, Thor Heyerdahl cita a Emory, quien da cuenta en uno de sus estudios sobre la arqueología de las Gambier, que la gente de Temoe, un pequeño atolón directamente al Este de Mangareva, también recuerda, en forma independiente de la leyenda anterior, la llegada del rey 'I'upa.
Posteriormente, en el período Asturiense (hace 9.000-7.000 años) se produce una explotación más diferenciada de los recursos, tanto en tierra –se caza una mayor diversidad de especies- como en el mar, abundando los restos de prácticas de marisqueo (concheros).
Por las referencias de los primitivos historiadores, por los relatos de las inscripciones cuneiformes y por las escenas que los relieves antiguos de Asiria y Persia representan, sabemos que las obras de orfebrería y de broncería fueron muy abundantes y suntuosas en dichos imperios aunque no haya llegado hasta nosotros sino sencillos y escasos ejemplares de preciosos objetos abundando algo más los de bronce.
Otra paradoja, dada la profunda religiosidad del régimen de Franco, fue el estado de abandono y ruina en que permanecieron las Escuelas Pías de la que ya en el siglo XXI sería llamada plaza de Agustín Lara; este edificio, como otras instalaciones religiosas de Madrid, fue incendiado el 19 de julio de 1936, por partidarios de la CNT tras el estallido de la guerra civil española, después de que falangistas atrincherados en su interior dispararan contra los transeúntes. Abundando en ese referido 'abandono del Lavapiés madrileño', el conjunto de las Escuelas Pías se mantuvo tal y como quedó tras el incendio hasta el año 2002, en el que se aprovecharon las ruinas para construir una biblioteca y crear un entorno ciudadano de chocante arquitectura.
Este mineral que es óxido de hierro (Fe 2 O 3) hidratado adquiere su nombre de la palabra griega sangre, pues presenta un color rojo de herrumbre cuando se encuentra en forma de polvo. En la Tierra se forma como un precipitado en agua líquida abundando en el fondo de los lagos.
El reino contaba con numerosas religiones, siendo los croatas y eslovenos mayoritariamente católicos, los serbios ortodoxos y abundando en Bosnia y el sur del país los musulmanes.
Las comidas tradicionales en Vivero están basadas principalmente en la gastronomía de Galicia, abundando la presencia de las carnes, pescados, mariscos y verduras, siendo característicos de su cocina los platos abundantes y de gran contenido calórico, sobre todo en los meses de invierno, pero libres de grasas complejas y saturadas, lo que ha hecho que se venga defendiendo la denominada «dieta atlántica» como óptima para la salud cardiovascular, lo que parece estar avalado por el bajo índice de incidencia que tradicionalmente han tenido estas enfermedades en la población gallega y su longevidad, sobre todo en los entornos rurales, que destaca en el conjunto de España e incluso de Europa occidental.
En 1988 el novelista alemán Arnulf Zitelmann publicó otra novela más acerca de la filósofa alejandrina, «mártir de la misoginia», abundando en los tópicos más negros del oscurantismo clerical.