abusador


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para abusador

abusón

Sinónimos

Ejemplos ?
Para muchos autores, la mera relación sexual entre un adulto y un menor ya merece ese calificativo, por cuanto se considera que ha mediado un «abuso de confianza» para llegar a ella. la necesidad o no de la existencia de contacto corporal entre el abusador y el menor.
Instauración del secreto: el abusador, generalmente por medio de amenazas, impone el silencio en el menor, a quien no le queda más remedio que adaptarse.
la cuestión de las edades: tanto en lo que se refiere a si el abusador tiene que ser mayor que el menor, como al valor de esa diferencia y la edad concreta de ambos (la edad máxima para el menor oscila entre los 15 y 12 años en la mayoría de los estudios; en cuanto al abusador, lo habitual es que se sitúe entre 5 y 10 años mayor que la del niño, según sea menor o mayor, respectivamente, la edad de este).
Se han señalado cuatro categorías principales de negación por parte de los abusadores sexuales, las cuales implican sendos tipos de dificultades a la hora del tratamiento: negación de los hechos: se trata de la categoría que implica la forma más difícil de tratar y superar el problema; negación de conciencia: el abusador echa la culpa a distintos aspectos no controlables por él, como el alcohol, impulsos irrefrenables, etc.
Al que comete el abuso se le identifica con el nombre de «abusador», «abusador de menores», «abusador de niños», «agresor sexual infantil», etc.
Clínicamente, la patología que sufre la mayoría de los abusadores de menores se conoce con el nombre de «pedofilia»: Consecuentemente, la persona que sufre esa parafilia se denomina «pedófilo». Con todo, no es frecuente que en los estudios sobre el tema se utilice ese término como sinónimo estricto de «abusador sexual».
Se trata, además, de grupos donde el miedo a la ruptura familiar es perceptible (motivado, en ocasiones, por las dificultades económicas que podría acarrear); consecuentemente, el incesto puede llegar a cumplir la función secundaria de mantener unida a la familia: El abusador, en estos casos, suele ocupar una posición dominante en el seno de la familia y actúa impidiendo las relaciones de sus miembros con el exterior.
Una gran cantidad de estudios indican que la mayoría de las víctimas infantiles de abusos sexuales sufren daños como consecuencia de los mismos: Con todo, El impacto de la agresión sexual está condicionado por, al menos, cuatro variables que se hallan interrelacionadas: el perfil individual de la víctima (respecto del cual es más importante que su edad o el sexo, el contexto familiar donde vive); las características de la agresión (cuya gravedad es proporcional a la frecuencia, duración y violencia con que se ha producido); la relación entre víctima y abusador...
Debido a que el inicio en la vida sexual del menor fue traumático, experimenta sensaciones y conductas distorsionadas en el desarrollo de su sexualidad, como agresividad sexual, conductas inadecuadas de seducción hacia otros, masturbación compulsiva, juegos sexuales, promiscuidad sexual, trastornos de la identidad sexual, prostitución, e incluso llegan a reexperimentar la situación abusiva siendo, posteriormente la pareja de un abusador.
Los niños con mayor riesgo de ser objeto de abusos son: Aquellos que presentan una capacidad reducida para resistirse o para categorizar o identificar correctamente lo que están sufriendo, como es el caso de los niños que todavía no hablan y los que tienen retrasos del desarrollo y discapacidades físicas y psíquicas; Aquellos que forman parte de familias desorganizadas o reconstituidas, especialmente los que padecen falta de afecto que, inicialmente, pueden sentirse halagados con las atenciones del abusador; Aquellos en edad prepúber con claras muestras de desarrollo sexual; Aquellos que son, también, víctimas de maltrato.
El abuso sexual de un menor es un proceso que consta generalmente de varias etapas o fases: Fase de seducción: el futuro abusador manipula la dependencia y la confianza del menor, y prepara el lugar y momento del abuso.
En otras ocasiones, lo que se hace es circunscribir el término «pedófilo» a un tipo concreto de abusador, el primario, que se caracteriza por justificar su inclinación y conducta con criterios racionales.