acabose


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para acabose

el colmo

Sinónimos

Sinónimos para acabose

catástrofe

Ejemplos ?
En el dintel puede leerse, con más o menos dificultad: «HiZO eSfA ObRA frCO BZA AC?bOSe AñO 1625» (Hizo esta obra Francisco Baonza acabose año 1625); y en la jamba derecha: «Aq ?LÇARO e ?LtO L? + i L? PUCieROn e Un? Pñ?» (Aquí alzaron en alto la cruz y la pusieron en una peña).
Beca de creación del Ministerio de Cultura de Colombia para escribir la novela Acabose (2007); Beca de periodismo investigativo del Proyecto Antonio Nariño con el reportaje El edén vencido, éxodo, minería y conflicto armado en el sur de Bolívar, publicado en Semana.
Los ahora Santos, se vieron reforzados con el ex crack uruguayo Roberto Matosas. Pero en la segunda vuelta vendría el acabose. Hooberg tiraría la toalla y un viejo conocido, Hugo Cheix, lo relevaría.
La última salida de Manuel Azaña (ISBN 84-08-01121-9) Barcelona, mayo de 1994. Crónicas del acabose (ISBN 84-7880-653-9) Madrid, mayo de 1996.
Y subdivide los lotes 1909, dos grandes remates. 1910, el restante remate (diez años antes del acabose del ciclo Húmedo). La Cía con sede en Londres, poseía planos de la traza urbana, con diagonales.
Así que Valéry concluye que debe haber una relación entre deseo y acontecimiento. Porque nuestro pensamiento, va y se pierde a través de sonidos, hasta que la sentencia del acabose se halla consumado.
En esto acabose de moler todo el grano que nos había dejado, y subieron los esclavos a la habitación para pedir órdenes respecto a lo que se debía hacer.
Hubo desgraciadamente defección, torpeza o mala fe en nuestro ejército, y a Cádiz con la maleta. ¡La libertad de imprenta! Acabose todo, publicose el gran manifiesto impreso.
A esto lo llamaba disyuntiva don Pedro, y María el acabose, el fin del mundo, la muerte suya y de sus hijos, que eran cuatro, Ramón el mayor.
La operación quirúrgica acabose y el barbero marchose dejando a la paciente mejorada, mas del tirón bastante estropeada, mientras el chico, alerta, a su padre esperó puesto a la puerta.
Agustín envuelto en sus aromas de odres con su sutileza desglosaba léxicos; perdidos Mateos que eclipsó la marcha en carabelas de letras fantasmas. Ellos callaron y ya no vieron el acabose de las barcarolas, donde hienas procaces de mentiras traicionaron el olor a rosas.
Creí que se descubrieran; pero en vano me salió; que no dio el cuidado en ellas a los ojos permisión. Acabose el sacrificio: y apenas la bendición recibieron, cuando vuelven las espaldas, sombra yo de sus pasos.