acallar

(redireccionado de acallado)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para acallar

Sinónimos para acallar

Ejemplos ?
habría acallado a Byrd, aunque las declaraciones del aviador sobre sus exploraciones ofrecerían pistas bajo la opinión de estos autores, y que se señala que todo lo que escribió en su diario fue totalmente real.
Es acallado junto con los demás maestros al percibir el aura de Furinji Saiga.:Más tarde, se le ve junto a Kushinada Mikumo hablando del combate de Kenichi contra Ethan y se le ve participando en el entrenamiento que Ogata y Silcardo imponen a Rachel Stanley para que aprenda Pencak Silat.
El último conflicto con Israel ha aumentado su popularidad y ha acallado algunas críticas hacia su organización en Líbano y de algunos países árabes como Arabia Saudí, Jordania o Kuwait.
Anticlo, el ocupante del Caballo de Troya que, en la obra de Homero, quiere contestar a Helena al imitar ella las voces de las mujeres de los aqueos y es acallado por Odiseo (en la película, es el flautista): Will Houston (n.
La caída de Badajoz separó de la República la región de Extremadura del norte de Huelva, que fue posteriormente acallado por el emergente estado del bando sublevado.
Dada cuenta que la imagen muestra una parcial desnudez provocó cierto escándalo social, lo que le valió acusaciones sobre el empleo de jóvenes prostitutas como modelos. El escándalo fue acallado cuando la propia Reina Victoria del Reino Unido le encargó una copia para regalar al príncipe Alberto.
Cuando Iorga utilizó la sala de la Academia para dar a conocer su opinión, el rey envió al coronel Ernest Urdareanu para poner fin a la sesión. Acallado de esta manera, Iorga utilizó otros medios para expresar sus opiniones y, durante un seminario que realizó en su casa, lanzó una dura crítica al FRN: Iorga también hizo una observación enojado con respecto a la nueva Constitución: Iorga criticó demanera parecida a Armand Calinescu, que le había presionado en repetidas ocasiones para que aceptase vestir el uniforme.
Y su eco recorrió alto y claro las siete estancias, porque el príncipe era un hombre robusto y osado, y un gesto suyo había acallado ya la música.
Salmos 131 1 JEHOVA, no se ha envanecido mi corazón, ni mis ojos se enaltecieron; Ni anduve en grandezas, Ni en cosas para mí demasiado sublimes. 2 En verdad que me he comportado y he acallado mi alma, Como un niño destetado de su madre: Como un niño destetado está mi alma.
Transcurrido un tiempo ya no le fue necesario mantener estas medidas, pues había desaparecido todo rastro de su oponente, en el que terminaron por creer acallado el deseo de venganza.
Queremos afirmar el derecho al empleo de todos los mexicanos; asegurar, por la educación permanente, la capacitación y la humanización del trabajo, una elevada productividad social; garantizar un ingreso justo y proteger el consumo del obrero; vigorizar el carácter popular de las instituciones por las luchas de los trabajadores. No hemos acallado, en ningún momento, las demandas de la clase obrera.
alve, oh tú, noche serena, Que al mundo velas augusta, Y los pesares de un triste Con tu oscuridad endulzas. El arroyuelo a lo lejos Más acallado murmura, Y entre las ramas el aura Eco armonioso susurra.
El estallido de la guerra sirvió para unir al pueblo alemán en todo el régimen de Hitler, y los éxitos de barrido inicial del ejército alemán - que la ocupación de Polonia en 1939, Dinamarca y Noruega en abril de 1940, y rápidamente derrotar a Francia en mayo y junio de 1940, acallado casi todos los la oposición al régimen.
Otra sugerencia de Sachs, que el pueblo de la ciudad, más que los maestros, debería ser quien juzgase el ganador del concurso, es acallado por los otros maestros.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Marcelino Ugarte, temiendo que ante la mala salud del presidente ocupase el puesto un "roquista", apoyó los ataques contra el vicepresidente, y desde el diario La Nación, el ingeniero Emilio Mitre inició una serie de ataques sobre Figueroa Alcorta, que sólo fue acallado por el estado de sitio.
Inmediatamente, aparece el segundo EP de Raimon, con Se'n va anar y tres temas más: el existencialista Disset anys, Cançó del capvespre (la primera musicación que Raimon hace de un poema de Salvador Espriu) y Ahir, rápidamente conocida por su subtítulo: Diguem no, que durante muchos años deberá ser cantada con algunas alteraciones respecto del texto original: "Hem vist tancats a la presó homes plens de raó", (en castellano, "Hemos visto encerrados en prisión hombres llenos de razón") se convierte "Hem vist que han fet callar molts homes plens de raó" (en castellano, "Hemos visto que han acallado a muchos hombres llenos de razón").