acatar

(redireccionado de acataran)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para acatar

respetar

obedecer

Sinónimos

Antónimos

Ejemplos ?
En ese año y dentro de las reformas también se proclamaron los castigos pertinentes para aquellos funcionarios escolares que no acataran la orden anterior.
Almagro le pidió al inca (rey del imperio designado por Pizarro) Manco Cápac II que les preparara el camino enviando a dos dignatarios junto a tres soldados españoles a caballo para que en los puntos del tránsito se acataran las órdenes de Almagro.
Sin embargo, nada de eso dio resultado y recurrió entonces a medidas más severas: al cierre de los establecimientos expendedores, a la cancelación de los permisos de producción y a la sanción penal de los que no acataran la ley.
La lucha de sectores reaparecería inevitablemente, ante la evidente falta de autoridad del Estado, y su decisión de no devaluar la moneda para no acabar con la "inflación 0". El Estado resolvía pero era difícil que las bases acataran, así fue como reaparecerá la puja tradicional entre sectores.
Dos días más tarde, el Congreso de la Unión decretó 30 días improrrogables para hacer cumplir la ley del 17 de diciembre, en caso de que obispos, cabildos o gobernadores de mitras no acataran dicha ley sería expulsados del país y ocupadas sus temporalidades.
Apoyó a la junta de Buenos Aires y esta lo envió con pliegos a la provincia del Paraguay para que sus autoridades la acataran y enviaran diputados.
El documental menciona los siguientes productos que fueron diseñados con Obsolecencia programada: En 1924, se crea el cartel mundial denominado Phoebus, integrado por las empresas Philips, Osram y Lamparas Z, con el objetivo de producir lámparas incandescentes de mil horas de vida útil, que por aquel año duraban dos mil quinientas horas, intercambiando para ello patentes y fijando, en 1929, multas en francos suizos para los miembros del cartel que no acataran la resolución.
La ley constaba de 48 artículos en un solo tomo, siendo su principal objetivo el aumento de la población en su territorio, el cultivo de sus fértiles terrenos, la cría y multiplicación de los ganados y el progreso de las artes y el comercio.La ley hacía una invitación a extranjeros para formar parte del territorio del estado de Coahuila y Texas siempre y cuando acataran lo establecido en la constitución federal y del estado y se sometieran a la religión católica.
Además, la participación del conde en el asedio de Gijón y su definitiva reconciliación con Enrique III fue relatada, como señaló Pardo de Guevara y Valdés, en el capítulo XXX de la Crónica de Enrique III, y el rey ordenó desde Valladolid el 26 de noviembre de 1394 al concejo de Villafranca de Valcárcel que acataran como señor al conde Pedro y no al duque de Benavente, a quien había pertenecido anteriormente esa villa, y en 1396, dos años después, el mismo monarca escribió al concejo de Villafranca para recordarles que debían aceptar al conde de Trastámara como señor.
Alfonso I, preocupado por su sucesión, dictó su primer testamento en el asedio de Bayona en octubre de 1131, e hizo que lo firmaran y acataran la mayor parte de los tenentes del reino.
Tiempo después Inca Roca salió nuevamente en campaña dejando en el gobierno a su hijo; el inca se dirigió esta vez a la provincia de Charcas, en el altiplano andino, pero los pueblos se mostraron hostiles y especialmente los jóvenes se negaron a someterse y dejar sus idolatrías; sin embargo, fueron convencidos por los viejos para que acataran el vasallaje al Inca.
Se inició una investigación simultánea con Las Plagas y P30 para crear soldados perfectos que acataran órdenes sin oponer resistencia.
La ley hacía una invitación a extranjeros para formar parte del territorio del estado de Coahuila y Texas siempre y cuando acataran lo establecido en la constitución federal y del estado y se sometieran a la religión católica.
Ningún peón sería obligado a trabajar más de ocho horas diarias. Los hacendados que no acataran el decreto, se harían acreedores a multas.
Garrido, ordenó quitar las puertas de las cantinas y cambiar el mobiliario interior, para hacerlo lo más incómodo posible, sin embargo esto no dio resultado, así que recurrió entonces a medidas más severas: al cierre de los establecimientos expendedores, a la cancelación de los permisos de producción y a la sanción penal para los que no acataran la ley.
Roca, llegó a los valles del territorio en 1879, encontrando a Varvarco ocupado por unos 600 estancieros chilenos que poseían numerosas cabezas de ganado y abundantes cosechas, además de un subdelegado civil nombrado por las autoridades chilenas de Chillán y como interventor en lo militar, a los jefes de Angol que habían obtenido gran prestigio entre los aborígenes pehuenches, liderados por el cacique Purrán, a quienes les seguían arrendando las tierras. Dicho jefe Uriburu, ofreció amplias garantías a los vecinos mientras se sometieran y acataran a las autoridades argentinas.
Roca, llegó a los valles de Varvarco, «Valbarco», «Malbarco»o «Mal Barco» en 1879, y se lo encontraría ocupado por unos 600 estancieros chilenos que poseían numerosas cabezas de ganado y abundantes cosechas, además de un subdelegado civil nombrado por las autoridades chilenas de Chillán y como interventor en lo militar, a los jefes de Angol que habían obtenido gran prestigio entre los aborígenes pehuenches, liderados por el cacique Purrán, a quienes les arrendaban las tierras. Dicho jefe Uriburu, ofreció amplias garantías a los vecinos mientras se sometieran y acataran a las autoridades argentinas.