acechar

(redireccionado de acechaba)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para acechar

Sinónimos para acechar

Ejemplos ?
La tentación acechaba acaso al místico ateo; la tentación que vela en la sombra, pero se esconde también en la gloria de los rayos de sol y en el alma pecadora de los perfumes.
Recuerdo esta inscripción: ingenio posem superas volitare per arces me nisi paupertas in vida deprimeret. Acechaba con el mayor estudio el vuelo de las aves, discurría sobre la gravedad y leyes de sus movimientos, en muchos casos con acertado criterio.
19 Mas Herodías le acechaba, y deseaba matarle, y no podía: 20 Porque Herodes temía á Juan, sabiendo que era varón justo y santo, y le tenía respeto: y oyéndole, hacía muchas cosas; y le oía de buena gana.
Un catre no es, por cierto, cama de sibarita, pero me tendí voluptuosamente entro las limpias sábanas de algodón, sin tener tiempo de fijarme que eran cortas y que olían a jabón, pues el sueño que me acechaba, apenas hube descansado la cabeza en la almohada, se apoderó de mí.
Asimismo, hablaban de una puerta, tras la cual había algo que acechaba constantemente en espera de que la oscuridad se hiciese lo bastante densa para permitirle salir al exterior.
CORO Estrofa Me acechaba la desgracia y era segura mi perdición desde el día en que Alejandro cortó los abetos ideos, con el fin de navegar por el mar henchido, en pos del lecho de Helena, la más bella de las que alumbra Helios chisporroteando oro.
DOÑA JUSEPA Perlas hay para cubrir diez gargantas; guarnecidas tres sartas dellas me envía, que te has de admirar de verlas. POLONIA Amor se verá con perlas, y enfermo de perlesía. Como a la viuda acechaba, no lo vi. DOÑA JUSEPA Veraslo todo Después...
¡Qué bueno es que le comprendan a uno en la mirada! Yo no soy tan feliz como Ud., pericotito de mi corazón. Le acechaba un peligro. Yo podía evitárselo a Ud., era usted joven.
Brigaut, que ya no se ocupaba en nada, iba a ver a su amiguita tres veces al día; estaba devorado por un dolor que le hacía sordo a las cosas de la vida; acechaba, con la habilidad de un perro de caza, al señor Martener; le acompañaba siempre y salía con él.
«Esas son porquerías ––decía–– y en que nada se sabe de cierto ni de claro.» Y lo que sobre todo acechaba era el alborear de la pubertad en su sobrino.
Allí estuvieron el Capitán Juan Roberto Acevedo y el Teniente Carlos Vidal dirigiendo las acciones de los Seccionarios de la Cosmopolita, sin presentir que la tragedia los acechaba, lo mismo que a Eleazar Blanco, Pedro Torres y Julio Ochoa; con ellos estaban Luis y Juan Vidal, para los que el sacrificio de su querido hermano Carlos fue un compromiso de honor para continuar en su humanitaria misión.
Ya a principios del siglo XVII se relata que los viajeros que viajaban tierra adentro se prosternaban delante de una imagen de la Inmaculada Concepción instalada en una ermita en Morón, primera posta del Camino Real al norte, rogando por un buen viaje ante la amenaza de los peligros del indio, que acechaba la inmensa llanura.