acechar

(redireccionado de acechando)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para acechar

Sinónimos para acechar

Ejemplos ?
¿Cómo no hubo pasado cuando se descerrajó de mohatras y de usuras, montero de necesidades, que las arma trampas, perpetuo vocinglero del tanto más cuanto, anda acechando logros?
Me pareció que no estaba tan tranquila como de costumbre; era evidente que había pasado mucha ansiedad y fatiga; pero esto hacía resaltar más su serena belleza y su brillante amabilidad. Vi que Uriah la observaba mientras nos saludaba, y me pareció un espíritu maligno acechando a un hada buena.
Alemán, y en tal posición los Unitarios que no duermen, y están corno el lobo acechando los momentos de descuido, o distracción infiriendo, al famoso estudiante López que estuvo en el Pontón, han querido sin duda aprovecharse de los elementos que les proporcionaba este suceso para restablecer su imperio.
10 Y he aquí, una mujer que le sale al encuentro Con atavío de ramera, astuta de corazón, 11 Alborotadora y rencillosa, Sus pies no pueden estar en casa; 12 Unas veces de fuera, ó bien por las plazas, Acechando por todas las esquinas.
7 Llena está su boca de maldición, y de engaños y fraude: Debajo de su lengua, vejación y maldad. 8 Está en las guaridas de las aldeas: En los escondrijos mata al inocente: Sus ojos están acechando al pobre.
Esa Filena es la columna del imperio mío: su palpitante pecho es la azucena donde oculto me río acechando rebeldes corazones que hieren mis arpones y rindo por despojos a la celeste lumbre de sus ojos.
antiago Ponce era un chino enorme, tan ancho de espaldas como alto de estatura, de frente estrecha, de cara tan peluda que casi sólo, en ella, se veían los labios rojos y los ojos pequeños, llenos, no de maldad, pues eran medio sonrientes, pero sí de estricta desconfianza y en constante movimiento, como acechando sin cesar de donde iba a venir el peligro.
Tales son los nombres con los cuales se llamaron unos a otros. Allí se congregaron, esperando el alba, acechando la salida de la estrella, la primera antes de que nazca el día.
¿Habéis, pues, creído, hipócritas sorprendidos, Que se hace befa del amo, y que con él se trampea, Y que es natural recibir dos premios, Ir al Cielo y ser rico? Es preciso que la caza se pague el viejo cazador Que se aburrió largo tiempo acechando la presa.
Así como sus ojos se mueven implorando limosna y acechando la presa, su boca rumia sin cesar, con un movimiento de los labios que parece disimular la ausencia de los dientes.
Y ahora escuchad mis planes. No se os ha traído aquí huyendo, ni se os ha abandonado por cobardía y el enemigo os está acechando.
El enemigo había sido ya derrotado en el campo de batalla, despojado de su campamento, privado de sus ciudades, y buscaba ahora su última oportunidad acechando oculto en emboscada y confiando más en el terreno que en sus armas.