acelerar

(redireccionado de aceleraba)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para acelerar

Ejemplos ?
Al control del vehículo, el jugador puede acelerar, girar, frenar, marchar en reversa, activar el turbo, y activar las armas del coche para atacar a los oponentes; cabe mencinar que los controles de Twisted Metal 4 han sufrido cambios drástico respecto a anteriores títulos: por ejemplo en Twisted Metal III el jugador aceleraba con palanca o flecha arriba, mientras que en Twisted Metal 4 el jugador acelera presionando el botón X y activa el Turbo presionándolo dos veces rápidamente.
Este accesorio, como se ha dicho, ayudaba al arquero con una ventaja mecánica al final de la contracción o daba un "chasquido" suplementario porque aceleraba la cuerda después de su liberación.
–Tú has ganado; tú juegas Irving. Habíamos palidecido. Nuestra respiración se aceleraba de manera alarmante. Eché los dados. –Dos senas, Tomy.
En esos momentos, Lamborghini aceleraba el alumbramiento del Diablo, sustituto del Countach; reaparece Bugatti; Ferrari lanza el F40; Cizeta crea el Moroder y Vector lanza el Twin Turbo.
Pero, no bien se había subido en ese páramo, cuando vi que se transformaba en un ser monstruoso que con su mirada aceleraba el auto y con carcajadas espeluznantes me hacía desquiciarme en el manejo.
Necesitaba conversar con alguien; olvidarse de la negra obligación que ahora aceleraba los latidos de sus venas, bajo el ardiente sol del mediodía.
Y risas y comentarios a cada incidente, al temblar del líquido en el vaso, al oscilar de los reducidos platos de porcelana cuando el tren aceleraba su marcha rapidísima...
No sin larga demora y prudente detención admitió este delicado ministerio, considerando (como decía él mismo) que Dios gobierna con especial asistencia los corazones de los Reyes; y quando aceleraba sus pasos para trasladarse en medio de su grey, le detuvo de nuevo el Soberano haciéndole su Consejero de Estado y Gobernador del Consejo de Castilla.
Entre las sombras, el dolor se esfumaba y algo le daba una fuerza inusitada de recuperación; una volup-tuosidad insólita aceleraba su clítoris y la hume-dad deseosa de su vagina, deseaba ser penetra-da entre rictus salvajes.
A medida que el estertor se hacía más fuerte, el eclesiástico aceleraba sus oraciones; se mezclaban a los sollozos ahogados de Bovary y a veces todo parecía desaparecer en el sordo murmullo de las sílabas latinas, que sonaban como el tañido fúnebre de una campana.
Sus cuerpos seguían sirviéndoles de mesas tersas y provocativas. Las carcajadas entre tanta burbuja les aceleraba el pulso y las ganas de estar más cerca.
Los arbustos, vegetación esquelética, parecían mostrar vagamente, con el borde de sus ramas negras, la presencia de los peatones a los agentes de policía, todavía adormecidos. El coche aceleraba.