acerado


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para acerado

incisivo

Sinónimos para acerado

Ejemplos ?
De apuesto talle y de hermoso rostro, habría sido Juan Enríquez lo que se llama un buen mozo, a no inspirar desapego el acerado sarcasmo de sus palabras y la sonrisa glacial e irónica que vagaba por sus labios.
Y entonces por contraste honesto sabían distinguir bien entre un virtuoso o un enfermo de envidia, porque el que estaba atacado de "la torva enfermedad" era inquieto, pálido, de acerado mirar, en el cual delatábanse todas las sombras de su alma; febril, atormentado, perseguido por la felicidad ajena, iba por los campos y por las ciudades descarnado, con los ojos de insomnio, trágico, escupiendo la babaza de una frase oprobiosa sobre las sencillas flores; y así vivía y moría, en una perpetua fatiga, sólo comparable a la del fumador de opio cuando carece de la droga del ensueño.
En el CANTO AL COMBATE NAVAL DE JAMBELÍ se advierte una cátedra de altas enseñanzas cívicas, con estrofas de históricas hazañas de antaño y con versos de profunda sensibilidad emotiva, que pinta con los coloridos del paisaje y del mar, la Imagen Altiva del Combate, con todo ese temple acerado del Héroe de Jambelí, Capitán Rafael Moran Valverde y la inmarcesible gloria de la Marina Ecuatoriana.
Abajo estaban las techumbres del Valparaíso que hace transacciones, que anda a pie como una ráfaga, que puebla los almacenes e invade los bancos, que viste por la mañana terno crema o plomizo, a cuadros, con sombrero de paño, y por la noche bulle en la calle del Cabo con lustroso sombrero de copa, abrigo al brazo y guantes amarillos, viendo a la luz que brota de las vidrieras, los lindos rostros de las mujeres que pasan. Más allá, el mar, acerado, brumoso, los barcos en grupos, el horizonte azul y lejano.
Pero Carita, al llegar junto a la tumba de Tlepolemo rechazó la muchedumbre con el acerado puñal y al ver que todos lloraban y se entregaban a profundos lamentos les dijo:—Renunciad a inoportunas lágrimas, dejad un dolor desproporcionado a mis virtudes.
Necio fuera su empeño al oponer sus débiles flechas y macanas, al acerado peto, y al brazo poderoso y ejercitado de los vencedores de Boabdil.
El conde le respondiera, como aquel que era osado: -Eso que decís, buen rey, véolo mal aliñado: vos venís en gruesa mula, yo en un ligero caballo; vos traéis sayo de seda, yo traigo un arnés trenzado; vos traéis alfanje de oro, yo traigo lanza en mi mano vos traéis cetro de rey, yo un venablo acerado; vos con guantes olorosos, yo con los de acero claro; vos con la gorra de fiesta, yo con un casco afinado; vos traéis ciento de mula, yo trescientos de a caballo.
Mientras estaba contemplando su gorra, antes de empezar, no pude por menos que observar el carácter enérgico que expresaba aquella mano nervuda, que armonizaba tan bien con su cabello gris acerado.
La mujer vigila, cose, y a ratos sonríe. Entre los mayores brinca un cuervo negro y lustroso de ojo acerado. -Hijos, ¿qué hacéis?
Pasó la noche más apriesa que nunca, porque había de seguirla el día de mis desdichas, para cuya mañana había determinado el médico, que doña Adriana, tomando un acerado xarabe, saliese a hacer exercicio por el campo, porque como no podía verse el mal del alma, juzgaba por la perdida color que eran opilaciones.
La junta de médicos del hospital no salía de su asombro, pues no encontraba explicación alguna para este sujeto que no estaba muerto pero que tampoco daba señales de estar vivo. -Además este color acerado claro de su piel me produce escalofrío.
Grillos, esposas y cadenas duras Visten su cuerpo, y acerado anillo Oprime su cintura; y para colmo De dolor, un dogal su cuello aprieta.